Max. Oh panòptica ficció!

Arte, Dibujo Gratis
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Max. Oh panòptica ficció!
©MAX, El País 2013

Max, o sea Francesc Capdevila (Barcelona, 1956), es uno de los artistas gráficos más importantes del panorama catalán actual. Un panorama ligeramente deprimido por la crisis de las nuevas tecnologías: la gente ya no compra revistas de cómic, si lo hacen se decantan por el manga o, lo que es peor, por refritos Marvel. Y genios como Nazario, Gallardo, Mariscal o Max mismo se tienen que buscar la vida en medio de inquietudes metafísicas no siempre correspondidas por la mirada de la esfinge.
Pero miremos el vaso medio lleno. ¡Una muestra dedicada a Max en el Santa Mónica! Si yo fuera el comisario –por suerte, lo es Marta Sierra–, habría cogido casi toda su producción publicada y la habría extendido por un suelo lleno de cojines y lámparas. En la muestra hay copias digitales, originales enmarcados y vitrinas con prensa de época... El problema es de intimidad. ¿Cómo puedo acercar la nariz, cómo puedo hacerme mi algo que es tras un cristal, que no puedo mirar en horizontal –posición libro, cómic, lectura, etc.–?
Max ha evolucionado desde que, con diecinueve años, ingresa en el grupo de 'El Rrollo Enmascarado', cómic contracultural que se distribuía de manera clandestina. Entonces ya tenía un espíritu a la vez cultural y contracultural, fascinado por la obra de Robert Crumb. En 1979, con un grupo de amigos funda la mítica revista 'El Víbora', donde triunfa con personajes como Gustavo o Peter Pank. Entonces descubre Yves Chaland y el belga Ever Meulen. Más adelante será el Art Spiegelman de Maus (1991) quien lo convencerá de abandonar la línea clara.
Por el camino, numerosos trabajos de ilustrador y diseñador, y proyectos como 'Nosotros somos los muertos' (revista NSLM , 1995-2007) , el Sr. Bardín y reflexiones metagenéricas como '¡Oh , diabólica ficción!' Oh Gran Max!

LiveReviews|0
2 people listening