Prophetia

Arte, Arte contemporáneo
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Prophetia
Prophetia

Una piedra milenaria y una bala del 1941. La desconcertante pieza de Jimmie Durham, 'The History of Europe ', que saca las vergüenzas de una supuesta identidad del continente, da la bienvenida a esta exposición impactante sobre el desencanto del proyecto europeo. Se actualiza el mito griego y en este nuevo aquí y ahora son los hombres de negro de la Troika quienes han secuestrado (la idea de) Europa.
El Viejo Continente está tocado: una potente crisis económica, política y social asola el territorio y hace tambalear las estructuras del sistema actual. Se acabó el sueño. 'Blinda', de Jorge García, remite a los muros que se han levantado de manera recurrente (de la Grecia clásica a los de Ceuta y Melilla). Sobre hilado enrollado descansa en letras luminosas el lema 'Post-optimismos'. Y en torno a la falacia de la libre circulación de personas, Mateo Maté realiza el espacio escultórico 'Área restringida (Europa)'.
'Prophetia' no ofrece respuestas esperanzadoras ni recetas milagrosas para hacer frente a la incertidumbre, sino una lectura directa y sin rodeos de las debilidades y los fracasos de la Unión. En 'Las diez y diez', Pelayo Varela ha escrito sobre la pared varios fragmentos de la Carta de los Derechos Fundamentales. Encima ha construido el mecanismo de un reloj con las manecillas afiladas que, a medida que pasa el tiempo, rascando y borrando cada una de las palabras: lo que un día se consensuó democráticamente se desvanece de una pasada.
A lo largo de la veintena de piezas que conforman la muestra de la Fundació Miró, comisariada por Imma Prieto, se respira la falta de ilusión por una Europa que ya no es la de los ciudadanos y que, comandada desde los despachos de Bruselas por tecnócratas y burócratas encorbatados, se convierte en un proyecto cada vez más cuestionable.

Por Aina Mercader

LiveReviews|0
2 people listening