Tan lejos, tan cerca. Documentalismo fotográfico en los años 70

Arte, Fotografía
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Tan lejos, tan cerca. Documentalismo fotográfico en los años 70
Fernando Herráez, La Mancha, 1971

En 1983, cantaba Serrat en 'Sinceramente tuyo': "Nunca es triste la verdad, lo que no tiene se remedio". Este es el bajo continuo que arrastraremos a lo largo de la exposición 'Tan lejos, tan cerca', sobre el documentalismo fotográfico español entre el tardofranquismo y mediados de la década 1980.
Y bien, ¿qué es el documentalismo fotográfico? Algo a medio camino del fotoperiodismo y la antropología, una especie de arqueología preventiva de un presente a punto de caer en la nada. En este caso, formas de vida rurales, tradiciones, culturas marginales como la gitana. Todo, a saber por qué, en blanco y negro. Será que es el color del pasado, de la misma manera que la ruina y el orín son símbolos de autenticidad histórica? Seis autores, la mayoría aún en activo: Koldo Chamorro, Cristina García Rodero, Cristóbal Hara, Fernando Herráez, Anna Turbau y Ramón Zabalza. Se supone que
renovaron el género en "aplicar un enfoque directo y una visión nueva que sentaría las bases para las generaciones posteriores". El neorrealismo de Català-Roca ya no tocaba ... Pero Català-Roca había pasado tanta hambre y frío como sus retratados. Y esta nueva generación venía nutrida por los planes de desarrollo franquistas. Estamos ante fotografías menudo apagadas, frías, que no buscan miserias, composiciones de postal o miradas con pathos. Vienen a ser la voz del médico, que nos informa que nuestro cáncer no tiene cura. Fotografías de unos personajes exóticos pero a la vez familiares, que conviven con la muerte, se confiesan y van a procesiones pero también creen en las meigas, se maravillan con cualquier suceso porque nunca pasa casi nada, les gusta torturar toros y celebran unas tradiciones tan particulares que todas se parecen. Fotografías que, de alguna manera, hemos protagonizado.

Por Ricard Mas

LiveReviews|0
1 person listening