Haver fet un lloc on els artistes tinguin dret a equivocar-se

Museos e instituciones, Arte y diseño
  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Haver fet un lloc on els artistes tinguin dret a equivocar-se

'Haver fet un espai on els artistes tinguin dret a equivocar-se. Històries de l'Espai 10 i l'Espai 13' de la Fundació Miró o, si lo prefiere, una especie de 'Cuéntame' del arte que ahora llamamos ' emergente ' en la Miró.
Una exposición colectiva que recoge 36 años de arte en un espacio –dos, pero en espíritu uno solo– que programó más de 250 exposiciones... Un facsímil nostálgico –muchas obras han sido reconstruidas– conmovedor como una caja de galletas variadas Pujol. Tan sólo que aquí la envoltura es de Sert y la voluntad de Joan Miró. Moria el Merma y el arte era la vanguardia de la revolución. A los 70, los artistas autogestiona... Y a los 90, establecían la VEGAP.
Todo esto no lo explica esta magnífica exposición, ordenada en siete ámbitos temáticos que revela los inicios de artistas que se ganarán la fortuna crítica. Si uno no es consciente de los últimos 40 años de arte catalán, de la política cultural local, del oasis de la Miró antes no llegaran –y se fueran– Metrónomos , salas Moncada y otros espacios experimentales, que el MACBA tiene cuatro días y la Fundación Tàpies una semana... no puede entender esta exposición.
Tampoco entenderá, por ejemplo, cómo es que tan sólo un quince por ciento de las obras pertenece al período posterior al año 2000. Y es que las pinturas de Alfons Borrell, los globos de Ponsatí, las esculturas de Susana Solano y Ángeles Ribé, los conceptos de Antoni Abad y Joan Rom, mantillas de Plensa y Jordi Colomer, la relación de Fina Miralles y Perejaume con la naturaleza y el lenguaje, las disoluciones de Esclusa y Pere Noguera... ¡son tan dulces de añorar!

Por Ricard Mas

LiveReviews|0
1 person listening