La Sonnambula

Música, clásica y ópera
Recomendado
  • 3 de 5 estrellas
  • 5 de 5 estrellas
(1reseña)
0 Me encanta
Guárdalo
La Sonnambula
© Michael Pöhn

En el repertorio belcantista las voces imponen su ley. Una de sus joyas es ‘La sonnambula’, la encantadora ópera de Vincenzo Bellini que vuelve al Liceu, donde no se representaba desde hace 27 años, en un montaje coproducido por el Covent Garden de Londres y la Ópera de Viena en el cual reinan las voces. En una forma vocal espléndida, el famoso tenor peruano Juan Diego Flórez cautiva con una gloriosa interpretación del papel de Elvino. Técnica perfecta, dicción impecable, fraseo exquisito y agudos infalibles. Pura ciencia belcantista que provocó el entusiasmo del público. En el papel estelar de Amina tuvo problemas la soprano italiana Patrizia Ciofi, con asperezas y estridencias que enturbiaron una notable interpretación musical.

Atención a la pareja protagonista del segundo reparto: el tenor español Celso Albelo luce en su debut en el Liceu una gran voz, de potentes agudos y fraseo cálido, aunque debe controlarla mejor para conseguir más homogeneidad. Y en la piel de Amina, la soprano francesa Annick Massis exhibe un dominio técnico, una musicalidad y un registro agudo fabuloso.

Dos bajos italianos, Nicola Ulivieri y Michele Pertusi, se alternan, sin especial relevo, en el papel de Conde; mientras que dos jóvenes sopranos, la italiana Eleonora Buratto y la española  Sabina Puértolas, aprovechan bien las oportunidades de lucimiento del papel de Lisa. Dos voces catalanas, la mezzo Gemma Coma-Alabert y el barítono Àlex Sanmartí, completan con acierto el reparto. Buena actuación del coro y de la orquesta bajo la segura y experimentada batuta del director israelí Daniel Oren, debutante en el Liceu: acarició las voces con ‘tempi’ demasiado lentos, muy del gusto de Flórez, facilitando la expansión de las melodías bellinianas, pero restando vivacidad.

El director de escena Marco Arturo Marelli sitúa la acción en una gran sala de un hotel de los Alpes, espacio único en el cual pretende ofrecer una original aproximación psicológica a los personajes, un poco pretensiosa, que en vez de animar el relato complica la sencilla trama de la ópera de forma innecesaria.

Por Javier Pérez Senz

Publicado

Average User Rating

5 / 5

Rating Breakdown

  • 5 star:1
  • 4 star:0
  • 3 star:0
  • 2 star:0
  • 1 star:0
LiveReviews|1
0 people listening