Antikaraoke

0 Me encanta
Guárdalo
Antikaraoke

Rachel Arieff la ha acertado: sus rituales de Antikaraoke, en los que la gente sube al escenario para desgañitarse con sus clásicos roqueros favoritos, ha creado una enfervorizada legión de fans que cada noche se reúnen en el Sidecar. Ahora, después de haber consolidado esta fiesta a medio camino entre la performance y los que cantan Judas Priest en la ducha, pasa de los jueves a los viernes: ningún problema, porque sus seguidores fanáticos arrastran una pequeña multitud el día que haga falta.

LiveReviews|0
1 person listening