El show de Santi Millán

El eterno canalla nos desvela las claves de su show en vivo. Qué hay detrás de ‘Santi Millán Live’?

0

Comentarios

comments.add +


Hace poco más de medio año, Santi Millán nos hablaba de la actitud que había adoptado ante la situación de precariedad que todos vivimos. Fue rotundo: "A mí la fiesta no me la quita nadie". Y no está mal, su determinación: hoy nos lo ha repetido. Santi Millán Live!, El espectáculo con el que el cómico vuelve al Capitol, es un alegado a la alegría y a las reales ganas de hacer lo que te ronde. En su caso, convertirse en todo un showman a medio camino entre Robbie Williams y Rafael, rodeado de una infraestructura a la altura de las circunstancias. En definitiva, un show en mayúsculas. Él mismo nos hace una anatomía:

1. Santi Millán. Puede parecer obvio, pero no deja de ser importante. Sin Santi Millán, no hay Santi Millán Live! Este no es un espectáculo exportable a otro cómico. Como es el Santi de este espectáculo? "Desenfadado, sin pelos en la lengua ... En fin, el Santi que conoce todo el mundo ", explica. No pretende mostrar nada nuevo, porque está muy orgulloso de lo que ya tiene: la suficiente soltura para llenar una hora y media hablando de la vida según él mismo. Conclusión? "La única diferencia entre el protagonista del libro 50 sombras de en Grey y él, es que Grey tiene un helicóptero. Y se queda tan ancho. Más información y reclamaciones al espectáculo.

2. Música. "Mi sueño era cantar", confiesa. Aclaremos que se refiere a cantar como quien lo hace en la ducha, obedeciendo a una armonía propia, y con ninguna noción de respeto hacia sus oyentes. El hit central del espectáculo, Sigo de fiesta, es toda una declaración de intenciones, y un auténtico homenaje al decoro.

3. Interacción con el público. "Después de haber trabajado diez años con La Cubana, no puedo evitar interactuar con los espectadores durante el espectáculo", explica. No hay nada como provocar situaciones incómodas y observar la variedad de reacciones del espectador.

4. Proyecciones y espectáculo visual. "Como ya he dejado claro que cantar no es lo mío, puedo confesar que el soporte visual es una estrategia para despistar la atención", nos dice. El quid de la cuestión es rodearse de una estructura que sea tan impresionante como para hacer que una nota desentonada pase de largo. El espectáculo de mapping que acompaña la actuación lo consigue.

5. Oda al desenfreno. El show de Santi Millán es una clara apología de la diversión, incluso, y en especial, cuando el viento no sopla a favor. No se me ocurre una mejor fecha de estreno para este espectáculo que Carnaval. Si alguien tiene bien interiorizado el espíritu carnavalero de oda a los placeres, éste es Santi Millán. Aunque últimamente se le haya despertado una faceta de deportista extremo, no engaña a nadie. Lleva el show bajo la piel.

SANTI MILLÁN LIVE! Club Capitol. Hasta el 31 de marzo

Otros usuarios dicen

0 comments