Xcèntric 2014: La rebel·lió dels objectes

Cine, Drama
0 Me encanta
Guárdalo
Xcèntric 2014: La rebel·lió dels objectes
Picnic con Weissmann

Una celebración de la animación en stop-motion, donde los objetos cobran vida para subvertir la realidad. Desde sus inicios, el cine ha mostrado la animación de objetos como un acto de magia. Dada su habilidad para los trucajes, Starewitch dio continuidad al trabajo de Segundo de Chomón cuando le sustituyó en la productora Pathé. Otro gran pionero de la animación fotograma a fotograma es el actor y realizador estadounidense Charley Bowers, admirado por los surrealistas —y, por supuesto, por Švankmajer— por su imaginación y la yuxtaposición de ideas y objetos de naturalezas distintas. Švankmajer considera que los objetos «poseen más vida que las personas» y habla de «despertarlos» a través de la animación. Los Quay comparten esta visión que Švankmajer y otros surrealistas tienen de los objetos. En Byt (El apartamento), protagonizada por el escritor Ivan Kraus, todos los objetos y enseres de la casa se rebelan contra un ocupante que acepta estoicamente su mala suerte, en un film que funciona como alegoría política, cargado de humor negro. Lo siniestro que resulta dotar de vida a los objetos gracias a la animación también queda patente en Renaissance, del cineasta polaco Walerian Borowczyk, una obra de referencia tanto para Švankmajer como para los hermanos Quay. Estos últimos llegaron a la animación en stop-motion con Nocturna Artificialia, su primer film de marionetas, considerado por los autores como poco más que un ejercicio, pero donde ya se advierten algunas de las claves y obsesiones que recorren su obra.

LiveReviews|0
1 person listening