Flores en las grietas

0

Comentarios

comments.add +

timeout.ratings :

<strong>Rating: </strong>4/5


FLORES EN LAS GRIETAS
Richard Ford
Trad. M. A. Galmarini.
Anagrama
600 pág. 20 €

  "Los buenos libros, como los buenos amigos, deben compartirse", confiesa Richard Ford. Y no sólo lo dice sino que lo hace. En Flores en las grietas , el escritor norteamericano comparte buena literatura y buenos amigos; pone sobre la mesa-y el cielo- Chéjov, o Yates. El libro es, en este sentido, un nido de vida y literatura donde lectores literatos y autores exigentes podrán poner los huevos. Es también un cruce de géneros-memoria y ensayo-, un espacio de encuentro que, como las buenas estufas, tira bien, aunque los artículos-convertidos ahora en capítulos de una obra unitaria-no fueron concebidos para publicarse conjuntamente y son de procedencia y textura diversa.


Analítico, preciso y claro como el agua, Ford consigue que el lector encuentre la misma familiaridad e intimidad con las cosas del mundo literario que con las cosas de la casa. "Ahora sé que la vida normal es la que se puede explicar en una frase. Yo no tuve eso".


El escritor necesita, pues, más frases-las justas-para explicar que se reconoce lento y no demasiado prolífico, que había vivido durante gran parte de su vida en un hotel que regentaba su abuelo, que había tenido dificultades para analizar y explicar grandes obras literarias a sus alumnos, que había dado y recibido muchos golpes en la cara-como si dos grandes platillos chocaran detrás de su cabeza-, que había disfrutado del ritual de reposo literario para luego volver a ponerse en marcha. El gran autor de Un trozo de mi corazón o El día de la independencia lleva alta la bandera de la reflexión: piensa suave y su razonamiento nos detiene e hipnotiza. -Gemma Casamajó


Otros usuarios dicen

0 comments