Al Máximo

  • Locales de noche
0 Me encanta
©IreneFernández
Al Máximo
Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Llegado a la calle Assaonadors directamente de una dimensión kitsch donde las leyes de la física las dicta una deidad llamada Raffaella Carrà, el bar Al Máximo atrae al peatón como un canto de sirena, pero este canto es más propio de una sala de fiesta decadente que de la épica de la mitología griega. Ahora mismo en el Born escasean altares frikis de esta categoría; resistirse a sus efluvios de laca sería decir que no a una de las rara avis más entrañables del barrio.

El lugar es pequeño y os querrá engullir. Paredes doradas combinadas con rojo portuario. Un sofá negro del año de la catapún. Una butaca retro de color rojo. Mesitas de sala de variedades de la Costa Brava. Cortinas lynchianes. Un cráneo con gorra negra... Es un interiorismo retroglam con aromas kitsch que tiene dos pilares estéticos como reclamos principales. El primero es un mural escarlata relleno de fotografías de Mina. El segundo, un cuadro pop art en la salita del fondo que podría estar firmado por Fabio McNamara y muestra un primer plano cegador, impactante y rotundo de la gran Rafaella Carrà.

Al Máximo tiene aromas gays y no esconde su pluma mediterránea, lo que se agradece en un Born cada vez más insípido. Pido el célebre mojito de la casa y el camarero señala un rincón de la barra donde descansa una bandeja con macarrones fríos con atún y aperitivos de jamón con brie. Por la patilla. Escucho a la Carrà cantando aquello de "explota, explota mi corazón", dejo que el mojito me llegue a la corriente sanguínea, pienso que Mario Vaquerizo declararía este bar patrimonio de la humanidad y le digo al barman en voz baja: "que fantástica, fantástica es la fiesta". Me mira con cara de pena.

Nombre del lugar Al Máximo
Contacto
Dirección Assaonadors, 25
Born-Ribera
Barcelona
08003
Horas de apertura De ma. a sá., de 20 a 3 h.
Transporte Jaume I (M: L4)
Precio Según la consumición
LiveReviews|0
1 person listening