Escenarios de la Barcelona corrupta

La guía canalla de la ciudad: corrupción, espionaje, crimen y dinero negro

0

Comentarios

comments.add +

Dicen que la realidad supera la ficción, y con tanto espionaje, casos de corrupción y maquinación a la orden del día no nos ha quedado más remedio que recogeros los locales más oscuros de la ciudad. Estas son las localizaciones y los escenarios de los últimos casos más sonados. En la defensa de estos locales, tenemos que decir que, más allá de algún caso puntual relacionado con los antiguos propietarios, no han tenido absolutamente ningún tipo de responsabilidad en lo que se hablaba o se pactaba sobre los manteles o en la barra.


La Barcelona del vicio en 8 paradas

1

Días de norte/ Fàbrica Moritz

Birras que acaban a tiros

La antigua cervecería Moritz de Barcelona, cerca del Paral·lel, ha vivido más de un episodio de la crónica vice de Barcelona. Allí, como explica el periodista Carles Quílez en su libro ‘Mala vida’, “uno de los sociópatas más peligrosos y violentos de Barcelona”, German Delgado Girona, experimentado atracador y famoso por el intento de chantaje a un industrial (La Vanguardia, 9.9.1987), se peleó en 1999 con Jaime Ximénez y la discusión acabó a tiros. Allí mismo, como punto de contacto entre jueces, policías y confidentes de la ciudad, era habitual encontrar a miembros del histórico clan Jodorovich tomándose unas anchoas y una cerveza con reputado miembros del aparato judicial... hasta que la policía hizo una batida en 2008 en uno de los pisos franco, donde encontraron desde Kalashnikov hasta morteros. Fueron absueltos por un defecto de forma… Encima, un antiguo propietario de la Moritz fue detenido por intentar vender una pistola.

  1. Ronda de Sant Pau, 5
2

Booking.com

Hotel Arts Barcelona

Chanel, cocaína y Dom Pérignon

Una intervención telefónica permitió en 2004 empezar a tirar del hilo de un robo de 400 kilos de cocaína que implicó a policías corruptos y delincuentes comunes en la llamada Banda del Puerto. Los agentes implicados conocieron la existencia de la droga, escondida en un contenedor de gambas congeladas, por la información privilegiada que les facilitó un miembro de la unidad de policía judicial del puerto, Antonio Sáenz El Tete. En esta llamada posterior al golpe se escuchaba cómo agentes de la Guardia Civil celebraban el éxito con una fiesta en una habitación del Hotel Arts donde no faltaba el champán, la droga y las prostitutas.

  1. Marina, 19, 08005
Reservar en línea
3
via veneto00

via veneto00

Via Veneto

  • Precio: 4/4
  • Recomendado

El club de los 400 y algunos extras

“Hay unas 400 personas, no deben ser muchas más, que nos encontramos en todas partes”, decía Fèlix Millet en 2001 a los periodistas Andreu Farràs y Pere Cullell. El Via Veneto, sin duda, es uno de los puntos de encuentro del top de la burguesía catalana, y allí Millet tuvo una de sus intervenciones estelares, cuando José María Aznar el 14 de enero de 1999 quiso comer con personalidades y el expresidente del Palau pidió que el Gobierno español se implicara económicamente en las obras de restauración del edificio de Domènech i Montaner. Últimamente, en el Via Veneto, se han visto incluso infantas como Cristina de Borbó y su marido Iñaki Urdangarin, el día que el juez instructor del canos Nóos inició el proceso de embargo al duque de Palma para cubrir la fianza de 8,1 millones de euros. Pero, tal y como explica el ahora diputado de la CUP David Fernández en el libro ‘Cròniques del 6’, al restaurante de Ganduxer ha ido más gente: “27 de julio de 1992. No ha pasado ni un mes de la Operación Garzón contra el independentismo catalán [...]. En el restaurante Via Veneto cenan durantes tres largas horas Àngel Colom, el delegado del Govern Francesc Martí Jusmet y Rafael Vera. Ellos sabrán de qué hablaron”.

  1. Ganduxer, 10-12, Sarrià-Sant Gervasi, 08021
Información
4
Caelis

Caelis

Caelis

  • Valoración: 4/5
  • Precio: 4/4
  • Recomendado

El favorito de Millet

A pesar de que su homónimo de Madrid tenga el pedigrí de haber sido escenario de las escuchas chapuceras a Teodoro Obiang (los servicios secretos españoles se equivocaron de habitación) o del incidente del escolta del rey Khaled que sacó la pistola contra un camarero, el antiguo Ritz también ha acogido personajes de la mala vida politicosocial de Barcelona. Allí el Cuerpo Nacional de Policía detuvo el 9 de septiembre del 1988 al militante de Terra Lliure Guillem Godó, porque trabajaba de botones, después que colocara un artefacto en la residencia de oficiales de la Diagonal. Años después, en los manteles de su espectacular restaurante Caelis, han apoyado los codos, por ejemplo, el exsecretario general de la Presidència del Govern catalán, Lluís Prenafeta, acusado de corrupción en 2009 en el marco de la Operación Pretòria y famoso en el Caelis por pagar siempre con billetes de 500 euros. Y, claro, también Fèlix Millet. Lo explica el periodista Jordi Panyella en su libro ‘Fèlix Millet, el gran impostor’: “Entre las debilidades de Millet está también el antiguo hotel Ritz de Barcelona y una peculiar y regular asistencia a este establecimiento de lujo antiguo, con elevadas facturas de las que quedaba constancia en el libro de contabilidad”.

  1. Gran Via, 668 (Hotel Palace), Eixample Dret, 08010
Información
5

Ideal Cocktail Bar

De la Rosa y los bocadillos de chorizo

Detrás de su puerta de madera, el Ideal ha sido punto de encuentro de detectives privados, jueces, abogados y policías veteranos; allí tenía su puente de mando oficioso el famoso letrado Juan Antonio Roqueta Quadras-Bordes –que murió el año pasado–, defensor de los criminales que se disputaban las portadas de El Caso, como el asesino en serie El Arropiero. Pero el Ideal saltó a las páginas de la prensa como punto de aterrizaje de Javier de la Rosa, justo después de salir de la cárcel, donde se le pudo ver masticando un bocadillo de chorizo. Fue el primer lugar público donde fue. Después del caso KIO y la fraudulenta descapitalización de Grand Tibidabo, el empresario también se le puede ver ahora haciendo el vermut en El Caballito Blanco (Mallorca, 196) o en Chez José Luis (Enric Granados, 91). Este último local, por cierto, es uno de los centros de reuniones de Francisco Marco, director de la agencia de detectives Método 3.

  1. Aribau, 89, Eixample, 08036
Información
6

Restaurante Mandarin

Los trapicheos de Chan

¿Todo el mundo recuerda un programa de TV3 llamado ‘El joc del segle’ de la factoría Puyal? Pues uno de sus presentadores más carismáticos, el chino Chung Chan, se vio implicado en marzo del 1997 en la desarticulación de una banda que estafó  a 2.000 personas duplicando tarjetas de crédito. Chan, que tenía su propio restaurante, Miquel Chan, en la calle Buenos Aires, trabajaba de camarero en el lujoso Mandarín —y también era accionista—, que todavía funcional y que se vio afectado por el caso. El delito consistía en copiar la banda magnética de la tarjeta de los clientes y en crear una nueva con los datos de la auténtica. A Chan lo engancharon cuando pagó con una Visa Or una fiesta de 3.000 euros en un puticlub, pero no por escribir un PIN no concedido, sino por escribir su NIE auténtico en el reverso del comprobante. La policía ató cabos con denuncias y lo acusó de ser el cerebro de la trama. “Ha sido un trabajo de chinos”, declaró uno de los agentes de la investigación a La Vanguardia del 8 de marzo...

  1. Passeig de Gràcia 38-40, 08007
Información
7
Cabaret Berlin

Cabaret Berlin

Bailèn 22/ Cabaret Berlin

Prostíbulos poco elegantes

El ex jefe de licencias de Ciutat Vella, Heliodoro Lozano, principal acusado en la trama de concesión irregular de licencia, era socio del club de la calle Bailèn, tal y como constaba en el registro mercantil. El Bailèn 22, que abrió como café teatro, no lo fue nunca (en enero del 2000 los vecinos vieron como unos obreros entraban 50 váteres y bidés), y hasta el 2007, cuando cerro, siempre estuvo rodeado de polémica porque actuaban con una licencia que no se ajustaba a las prácticas reales. El antiguo prostíbulo incluso fue expulsado en el 2004 de ANELA (Asociación Nacional de Empresarios de Locales de Alterne), la entidad controlada por el ultraderechista José Luis Roberto. Los actuales propietarios todavía no saben qué hacer con las habitaciones que hay en el sótano... Un caso paralelo lo protagonizó la sala Scenic, ex-Studio 54 y ahora Barts (Paral·lel, 62), que se abrió con la ambición de emular a Broadway  y bajo la dirección artística de Coco Comín, y que cerró reconvertida en un macroprostíbulo conectado con el edificio de al lado. La Guàrdia Urbana descubrió el pastel cuando un agente de paisano se hizo pasar por cliente y una prostituta lo paseó de un local al otro por los pasillos secretos.

  1. Bailèn, 22, Eixample Dret
Información
8

La Camarga

  • Precio: 2/4

Los reservados más famosos

Todos los focos mediáticos se centran desde hace semanas en este restaurante de manteles de hilo de discretos reservados, donde no faltan grupos de periodistas que también conspiran –como sucedía en el otro gran comedor del grupo, La Provença (Provença, 238)–. La Camarga ya ha entrado en la historia de la Barcelona vice gracias a la líder del PP catalán, Alícia Sánchez Camacho, y la ex pareja de Jordi Pujol Ferrusola, Maria Victòria Álvarez, y la macrotrama de espionaje que tanto trabajo ha dado a la agencia de detectives Método 3. Pero también allí se han hecho reuniones de la incipiente y presunta trama de las ITV. El 12 de julio del 2011, según Elconfidencial.com, los agentes que seguían la investigación habrían detectado una comida entre Sergi Alsina, Sergi Pastor y Oriol Pujol. Los tres están imputados.

  1. Aribau, 117, Eixample Esquerre
Información

Otros usuarios dicen

0 comments

La ruta Millet

  • El Neyras (Via Laietana, 41) es el restaurante Millet por excelencia. Cerca de la Dirección General de la Policía y a 300 metros del Palau de la Música, sobre todo el inseparable socio del expresidente, Jordi Montull, hizo amistad con un puñado de agentes de la policía española tanto en la barra como a la hora del menú de mediodía; el restaurante tiene un menú de 15 euros asequible (en la zona de tapas) pero también degustaciones de 55 euros.
  • Al margen del Via Veneto (Ganduxer, 10) y Palace (Gran Via, 668), una buena ruta gastronómica Millet debería empezar por el ya cerrado El Satélite (av. de Sarrià, 10), donde se celebró con periodistas y músicos el asalto de Millet a la presidencia del Orfeó en una campaña orquestada para destronar a Joan Anton Maragall.
  • Lógicamente el bistrot del Palau también está incluido: allí Millet organizó un auténtico ‘pesebre’ periodístico con enviados especiales españoles pagados, cuando en 2008, después de seis intentos fallidos, aspiró de nuevo al premio Príncipe de Asturias en la categoría de Artes.
  • La directora general del Palau, Rosa Garicano, que hizo de anfitriona en aquella experiencia, también aporta otro punto gastronómico en La Font del Lleó (Doctor Fleming, 10), donde se casó con Xavier Ribó –hermano del ahora síndico Rafael Ribó– acompañada de medio millar de invitados, entre los que estaba buena parte del clan Millet.
  • La lista de restaurantes milletianos sería interminable, pero el Taita (Mestre Nicolau, 6) se debe mencionar: Millet se rodeó de los suyos allí para comer después de declarar en la Ciutat de la Justícia. Como diría Quim Monzó, un asiduo también del Taita, allí va gente importante…