Bombollavà

Teatro
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Bombollavà

Creación y dirección Pep Bou. Con: Pep Bou, Dani Espasa (piano y acordeón), Oriol Aymat (violonchelo y ‘xerrac’) y Xavi Lozano (flauta).

Hay cosas tangibles, no muchas, pero conservan la capacidad de sorpresa, de empatía, de emoción aunque las veamos sólo de vez en cuando. Las pompas de jabón, por ejemplo. Hace muchos años que Pep Bou lo descubrió y desde aquel  'Bufaplanetes' hasta hoy ha investigado cómo relacionarse con ellas, cómo “domesticarlas” para conseguir juegos de poesía visual en movimiento que nos hablan de la fragilidad y la belleza a la vez. No es tan fácil. Sobre todo cuando constantemente se quieren superar los límites de la física y la química, cuando se experimenta para conseguir una solución al problema de la fragilidad de la pompa, cuando se persigue que estas se insieran en un marco y una atmósfera de luz y sonido que dé como resultado una imagen diferente, única, impactante,  que, además, durará unos instantes, porque es cosa de su naturaleza.

En 'Bombollavà', Pep Bou es otra vez un alquimista que juega, tropieza, y vuelve a jugar. Muchas horas de ensayo se pueden quedar en nada si el medio donde trabaja no es lo suficientemente húmedo. La vida de las pompas es efímera y delicada como una caricia, terriblemente delicada. Y bonita. Bou ha vuelto a la pompa más tradicional y reserva las superficies planas para el final del espectáculo. Pero el alquimista debe imaginarse los aparatos y hacerlos construir. Todo es artesanía. En esta ocasión hay un juego con un pentagrama y los tres músicos que lo acompañan. Un encuentro que de paso nos introduce a lo que sería una partitura de música contemporánea dentro de un espacio sonoro admirable que mezcla el jazz con fragmentos de swing. Bou quiere que las popas se muevan, se junten y creen formas inimaginables. No, no son siempre esféricas. Y Bou consigue, con sus artefactos, que las pompas no se vayan hacia el suelo y, en cambio, vuelen como globos buscando el cielo del escenario.

'Bombollavà' es un espectáculo tan delicado como los materiales del artista. No siempre las pompas hacen lo que el manipulador quiere. ¡Ay la humedad! ¡Ay la temperatura! ¡Ay el viento que sopla fuera y reseca el ambiente! Pero hay que insistir. Y estar atentos. Porque el ejercicio acaba saliendo pero se necesitan intentos fallidos. El ¡oh! y el aplauso, como pasa en el circo, están garantizados, cuando por fin una pompa se estabiliza. Durante unos segundos, un minuto. Y el alquimista pone dentro un collar de perlas de jabón. ¡Qué fácil! ¡Qué difícil! ¡Qué poético!

LiveReviews|0
1 person listening