Creeps

Teatro, Teatro contemporáneo
  • 2 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Creeps

Gloria, Vanessa y  Lili son tres chicas que quieren demostrar algo, a ellas mismas y al mundo. Tres adolescentes, venidas de mundos diferentes, que aspiran a presentar un programa de televisión, guisa MTV. Son tímidas o descaradas o arrogantes. O quizás las tres cosas a la vez. De ellas se espera que hagan tonterías, que sean directas, simpáticas. Que sean ellas o la mejor versión de ellas. Han sido seleccionas para presentar el programa Creeps, de futura emisión, y deberán competir, encerradas en un plató y con la voz del director del programa como única guía. La mejor se quedará. Todo, sin embargo, no es tan sencillo ...

¿Qué es un adolescente?, Se pregunta el autor, Lutz Hübner. Y el director, Miquel Àngel Raió, nos responde colocando en el escenario tres actrices (Julia Truyol, Yasmina Espelosín, Ann M. Perelló) sin experiencia que se acercan mucho al papel, pero que les falta el swing necesario para dotar de verdad sus actos. Van de menos a más, cierto. Y, curiosamente, es cuando están en directo, cuando actúan para la cámara, cuando tienen que impresionar, que se sueltan y nos olvidamos que recitan un texto de memoria. Entonces, la histeria colectiva parece menos de mentira. Error de dirección de actores, no de interpretación. Porque las tres bien demuestran que saben de qué va Creeps. Quizá tampoco ayuda demasiado que Raió haya decidido sustituir la voz en off proveniente del control por una figura humana, la actriz Conchi Almeda, que se pasea por el teatro vestida de cabaret de los años 40.

Por Andreu Gomila

Publicado