El Principito

Teatro
  • 2 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
El Principito

A partir de la narración de Antoine de Saint-Exupéry. Versión y dirección: Roberto Ciulli. Con: José Luis Gómez e Inma Nieto.

'El principito’ es uno de los cuentos más conocidos de Antoine de Saint-Exupéry para bien y para mal. Lo bueno es que ha venido millones de ejemplares, y lo malo, que ha escondido el resto de su obra. Un relato corto construido con metáforas en principio dirigido al público infantil pero detrás del cual hay reflexiones filosóficas sobre la vida del hombre y sus relaciones con los otros. ‘El principito’ tiene mucho de mágico. Una magia que está en el libro y sin ella la narración es incluso confusa y pierde el aliento poético.

Roberto Ciulli hizo una versión en la que sustituía al niño de cabello rubio por un hombre mayor en su último viaje. Y mira por donde que las enseñanzas del pequeño príncipe se convierten en frustraciones del hombre ya vivido que deambula en un no espacio, a la manera del teatro de lo absurdo. De hecho, el pequeño príncipe de Jose Luis Gómez remite de manera clara a los payasos de Samuel Beckett tanto en la presencia escénica como en la forma de decir.

Gómez, claro, borda su personaje. El domino del cuerpo, la profundidad de su mirada y los cambios de registro emotivo quedan claros y los juegos de clown  inventados por el director tiñen de humor la puesta en escena. Pero no pasa lo mismo con su compañera de escenario. Imma Nieto, que asume el reto de interpretar el resto de personajes, desde el aviador, 'alter ego' del autor, a la zorra, no se mueve de sitio. Como los pantalones de rallas rojas y blancas que lleva, su interpretación es monótona, repite una y otra vez las maneras de los payasos. No cambia. 

El conjunto, pues, es una serie de imágenes y juegos teatrales bellos y simpáticos pero epidémicos, banales, sin magia. Al final, el espectáculo navega sin rumbo e incluso la hora y diez minutos que dura se hace larga.

Por Santi Fondevila

LiveReviews|0
2 people listening