elhombreVisible

Teatro
Recomendado
  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
elhombreVisible
elhombreVisible

Idea, guión e interpretación David Climent. Dirección: David Climent y Pablo Molinero.

El hombre visible no es un hombre normal. El hombre visible tarda tres horas en vestirse. El hombre visible habla con la luz. “¿Creo en Dios? Y él, ¿cree en mí? Samuel Beckett ya lo sabía”. El hombre visible le explica una teoría matemática sobre el amor a una planta moribunda.

El hombre visible certifica su ridículo universal, que lo convierte en único. El hombre visible practica la transmigración para llegar a ser los otros, y a comprenderlos: un camello o una zanahoria, cuando los otros no pueden ser más que lo que son, lo que somos. El hombre visible es un hombre voluntariamente aislado del resto, pero un hombre que habla con sí mismo y explora. Hace preguntas. Encuentra. Escribe locuras en una libreta.

El hombre visible se alimenta da alguna poción mágica que lo mantiene vivo. El hombre visible se llama Valentí y al acabar se va sin saludar, a pesar de los aplausos. El hombre visible representa el sinsentido del mundo cuando ya lo absurdo se ha convertido en cotidiano y de nada nos sirve ni la lógica ni la razón. Al final la metafísica son unas chocolatinas. Dada no lo hubiera expresado mejor.

El hombre visible protagoniza un espectáculo que dinamita las convenciones poéticas con la inestimable ayuda de Fernando Pessoa y el poeta argentino Oliverio Girondo, creando una hipnótica poética del espacio y del movimiento, acompañado de un excelente espacio sonoro de Pablo Rega. El hombre visible es un espectáculo que rompe moldes y exige una mirada descontaminada de clichés, porque lo más profundo está en la superficie, en la piel.

El hombre visible es un personaje creado por David Climent con un trabajo corporal delicioso. El hombre visible es un espectáculo atmosférico cuidado hasta el último detalle para descubrir que hay otras formas de explicar el mundo.

Por Santi Fondevila

Publicado