Els guapos són els raros

Teatro
  • 1 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Els guapos són els raros

Aceptar quién eres y como eres. Esta es la frase final y la mejor del espectáculo Els guapos són els raros, escrito y dirigido por Enric Cambray y estrenado en el Teatre Gaudí. La mejor frase y una de las pocas ideas aprovechables de una creación hecha con más ilusión que acierto aunque el sanísimo objetivo de acercar el teatro al público más joven (ojalá lo consigan). Por ello, el protagonistas son tres chicos de cuarto de BUP a punto de graduarse pero adscritos al grupo de lo que ellos llaman los nerds (repetidores, discriminados), contrapuestos a los guays, los que la vida les viene de cara y reinan en el instituto.

No se puede decir nada en contra del atrevimiento, de la osadía de quien mueve una ilusión, en este caso hacer teatro, pero si habría que decir que además de aceptarse como uno es, se deben conocer las propias limitaciones. Quizá, claro, esto, en el mundo de la creación, sólo se encuentra cuando te estrellas. Y Cambray, a nuestro entender, se estrella. Otra cosa es la eficacia que demuestra en el mundo de las relaciones públicas. De ahí que hayan conseguido que  The Mamzelles les hagan una canción a su estilo y también que el grupo Manel les deje usar el título de uno de sus temas así como extractos de algunos otros, según ellos aseguran, que se insertan a lo largo del espectáculo. Les deseamos más suerte en otras aventuras.

Por Santi Fondevila

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening