Els homes són de Mart i les dones de Venus

Teatro
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Els homes són de Mart i les dones de Venus
©Daniel Escale

John Gray es rico. Vive en una mansión en San Francisco. Un libro le trajo la fortuna. En 1992 publica 'Men are from Mars and Women are from Venus'. Ventas millonarias a partir de un único paradigma: hombres y mujeres son diferentes. Soluciones fáciles, ejemplos concretos, buena organización de los estereotipos. La simplificación de la vida y sus problemas que sustenta el gran negocio de los manuales de autoayuda. Después del libro, otros, y además seminarios, charlas, vacaciones temáticas, centros de psicoterapia, discos, programas de televisión por internet, y un espectáculo que el mismo autor protagonizó en Broadway.

El belga Paul Dewandre asiste en 1996 a una conferencia de Gray y se convierte en un converso de esta terapia conyugal. Traslada el negocio a París y en 2006 lo explota como monólogo teatral con formato de conferencia académica. Con tanto éxito que ya existe una segunda parte. Es esa versión la que Paco Mir ha adaptado a una realidad más próxima, dirigida por Edu Pericas, especialista en comedias-experiencia. La idea funciona. El público conecta enseguida con ese retrato-caricatura de la guerra de sexos. Para cada espectador hay una anécdota en la que reconocer su propio comportamiento en relación al otro. El humor, en realidad, es la dimensión adecuada para este reduccionismo psicológico que convierte a las personas en seres planos y previsibles.

Una propuesta cómica que mejora mucho por la presencia de Jordi Martínez. Un gran actor de la estirpe obrera –actuar es un oficio digno que hay que dignificar– que aporta calidad a cada uno de los proyectos en los que participa. No se limita a un único registro, rinde homenaje al maestro Rubianes sin imitarlo, hace guiños a Tricicle, pone los acentos regionales que haga falta y mantiene una línea de fondo de seriedad que sorprende positivamente.

Por Juan Carlos Olivares

Publicado