Grease El Musical

Teatro, Musical
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo

Vuelve Grease. Es curioso. Con cinco años la cartelera de Barcelona ha acogido tres veces uno de los musicales de Broadway más populares. El último, para inaugurar un nuevo gran teatro, la Cúpula de Las Arenas, bajo la dirección de Coco Comín, que firmaba la coreografía en la anterior producción (Teatro Victoria, 2006), y que asume ahora la dirección global. Marcando una cierta distancia de las anteriores producciones, Coco Comín acentúa la vertiente más humorística con gags que parodian los perfiles de algunos personajes, sobre todo en el primer acto. Comín ha intentado, sin mucho éxito, cuidar la dirección de actores asumiendo que hoy en día aquellos personajes de los años 50 en EEUU son caricaturas de una absoluta trivialidad.

El punto fuerte de Grease y de la nueva función sigue restando en los aspectos coreográficos y musicales en los que tanto los intérpretes como la banda que dirige Manu Guix dan lo mejor de sí mismos. Aunque a Jordi Coll (Danny) le falta una buena dosis de pincho canalla y Edurne (Sandy) se limita a mostrar un estereotipo, el ritmo se va imponiendo poco a poco hasta llegar a un segundo acto mucho más enérgico y cautivador que el primero. La sonoridad del nuevo teatro no es buena y la dicción de los cantantes tampoco es nada del otro mundo, salvo Manuela Nieto, que interpreta a Rizzo, y que en mi opinión es la figura más sólida del conjunto. Carlos Torregrosa (Vincent Fontaine) es un buen conductor y muestra una voz dúctil. Al final, lo que importa del espectáculo es su capacidad para poner a bailar al público. Y esto se consigue porque las canciones, con You're the one that I want y Greased Ligth 'al frente, conservan el swing que hace mover las caderas.

 

Por Santi Fondevila

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening