La flauta màgica

Teatro, Musical
Recomendado
  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
La flauta màgica

No ocurre a menudo que una obra te atrape desde el primer segundo, y más cuando se trata de un proyecto tan ambicioso como adaptar La flauta mágica, sobre todo cuando mucha gente la ha visto en formato grande, en el Liceu, hecha por Comediants, por ejemplo, o dirigida por Peter Brook, ni más ni menos. Pero este pequeño espectáculo de la compañía Variacions Dei Furbi es un caramelo, mucho más cerca de Brook que de Comediants, redondo, delicado, espléndido.

Gemma Beltran ha creado un espectáculo que liga perfectamente el carácter onírico, juguetón, de la ópera de Mozart, con las capacidades de una compañía pequeña que no tiene el apoyo de una orquesta y que sólo cuenta con la capacidad vocal de los seis intérpretes . Los Dei Furbi interpretan a capella la pieza. Van al grano y nos ofrecen La flauta mágica en una hora y media. De entrada, nos colocan dentro de un sueño, como si los intérpretes vinieran del espacio exterior. Nos dejan bien claro que estamos ante una recreación y a partir de ahí jugarán con nosotros. Cabe destacar la imaginación de la puesta en escena: con un armario y una cortina se pueden hacer muchas cosas. Y no nos olvidemos de la ductilidad vocal de Joana Estebanell (Reina de la Noche), la candidez de Anna Herebia (Pamina), la potencia técnica de Toni Vinyals (Tamino) y la gracia de Marc Pujol (Papageno). Y es que los sueños, a veces, pueden hacerse realidad. Sólo tenemos que aprender a hacer magia.

Por Andreu Gomila

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening