L'onada

Teatro, Teatro contemporáneo
Recomendado
  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
L'onada

"¿Por qué nadie dijo nada? Cómo puede ser que de repente todos los alemanes fueran nazis y no hubiera ni una voz que denunciase lo que pasaba?", pregunta, creo, Steve, uno de los alumnos del instituto en la clase de Historia de Ron Jones después de unas proyecciones sobre el conflicto y los campos de exterminio. L'onada es un texto basado en un experimento real que hizo un profesor de Palo Alto (California) con sus alumnos en 1967 y que ha sido llevado al cine en dos ocasiones, la primera más fiel a los hechos reales y la segunda en versión más libre, pero quizás más contundente.

La obra que nos llega ahora al Lliure es un texto original basado en los hechos y que ha contado con la colaboración de algunos de los protagonistas. Un texto diáfano, claro y directo de Ignacio García May, que quiere contestar a la pregunta de aquel alumno mostrando como la manipulación de conceptos que en principio pueden ser positivos (el poder de la disciplina, de la comunidad y de la acción ) puede incidir sobre las personas para que apoyen la injusticia, el desprecio del otro y la crueldad.

Los alumnos del instituto reaccionan en principio con desconcierto e incluso con negatividad, pero las maniobras del profesor que persiste en su experimento conseguirá crear un grupo que recuerda inevitablemente las juventudes hitlerianas y que cambiará las relaciones entre ellos. En este sentido, la obra completa muy bien el proceso descrito, a partir también de hechos reales, en Adreça desconeguda, que es representa en La Villarroel.

Eduard Farelo se erige en el rey de la función. Tiene el poder como profesor y también como actor y juega con inteligencia actoral y emotiva con los alumnos. Magnífico Farelo. Poderoso en la corta distancia y por como pasa con habilidad de la amabilidad a la dureza, del coleguismo a la imposición. El director, Marc Montserrat Drukker, por lo que sabemos alma del proyecto, demuestra asimismo un buen dominio del movimiento y de la puesta en escena, un afinado sentido del ritmo dramático y resuelve con absoluta eficacia el reto de hacer creíbles unos alumnos / intérpretes muy jóvenes. Todos ellos precisos y seguros. Enhorabuena. Brillante el final de la obra. El punto final que pone Ron Jones es un grito contra la desmemoria, de cómo podemos ser capaces de repetir los errores cuando aquellos despacio se va desvaneciendo. Nada ha pasado. L'onada es una función de obligada visita para los jóvenes, que además disfrutarán, y un espectáculo totalmente recomendable para todos los públicos que se hayan planteado la pregunta de Steve sin encontrar una respuesta clara.

Por Santi Fondevila

Publicado

LiveReviews|0
2 people listening