Mar i Cel

Teatro, Musical
Recomendado
  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Mar i Cel
Mar i Cel

Texto: Xavier Bru de Sala. Dir: Joan Lluís Bozzo. Con: Roger Berruezo/Carlos Gramaje, Ana Sanmartín, Pep Cruz, Xavi Lite, Júlia Jové, Xavi Fernández, Toni Viñals.

'Mar i Cel' significó la irrupción del teatro catalán en el musical de gran formato y fue el primero de varios espectáculos donde Dagoll Dagom reivindicaba en solitario un musical autóctono de creación. 'Mar i Cel' fue un éxito deslumbrante y el tema principal, sanamente pegajoso, quedó grabado en la memoria de miles de espectadores. 'Mar i Cel' volvió hace diez años y conquistó de nuevo el interés del público. Y ahora lo hace por tercera vez en una producción que incorpora con eficacia los avances tecnológicos de sonido e imagen.

Este 'Mar i Cel' se parece mucho a los demás pero ha ganado, sin duda, con espectacularidad gracias a un diseño de sonido de Roc Mateu y a unas proyecciones de última generación que crean estampas realmente emocionantes y recrean a la perfección las atmósferas de esta adaptación de la obra de Àngel Guimerà. En el argumento de la función, además, no le pasa el tiempo ya que el enfrentamiento entre Occidente y Oriente, entre el Cristianismo y el Islam sigue de actualidad y teje un trasfondo que demuestra que la historia tiende a repetirse, por más que la obra trate básicamente de un amor imposible.

'Mar i Cel' sigue siendo un gran espectáculo para todos los públicos con momentos emocionantes y unas canciones que ya forman parte de la memoria colectiva. Lástima que no se haya aprovechado para revisar algunos de los conectores entre escenas. Por ejemplo, el enlace entre el sueño de Blanca y la canción de amor entre los protagonistas.

En cuanto a las voces, sobresalen de un conjunto no siempre homogéneo la del grumete (Julia Jové), el prometido Ferran (Toni Viñals), el pirata Joanot (Pep Cruz), la madre de Saïd (Mireia Dulce), la Blanca de Ana San Martín y todas las voces femeninas. La noche de estreno el Saïd de Roger Berruezo estuvo flojo, sin potencia en la voz y descolorido en la interpretación. Debían ser los nervios.

Por Santi Fondevila

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening