Mr. Kebab

Teatro
  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Mr. Kebab
Mr. Kebab

Con Joan Estrader.

Mr. Kebab es hijo de padre turco y madre de Reus. Es un mago nefasto, es consciente y, es más, se podría decir que está orgulloso de ello. Porque si él es malo, el público que le ha tocado soportar (el antipúblico, en palabras suyas), tampoco es gran cosa. Lo explica en un monólogo brillante de unos diez minutos, probablemente los mejores de un espectáculo que, a pesar de ser irregular, tiene más momentos álgidos que ratos muertos.

Él mismo se encarga de reconocer ante el público que en la materia prima del espectáculo hay píldoras intelectuales y humor para las masas. El hecho de que el público no sea capaz de detectar unas y otras es uno de los muchos motivos que le irrita profundamente y que, como demostrará, ha ido registrando minuciosamente durante todo el espectáculo. Con este hecho nada anecdotario Joan Estrader (el hombre que hay bajo el turbante de Mr. Kebab) demuestra una sorprendente atención hacia el público, cosa que no se ve a menudo.

'Mr. Kebab' es casi todo menos el espectáculo que ficharían los del Club de la Comedia para su plantilla de estrellas mediáticas, tan iguales entre todas ellas como lo es, año tras año, la Miss Universo de turno. Y es todo lo demás: un show de magia a ratos, de chistes tan malos que son buenos y de una especia de teatro de objetos en versión humorística que por su variedad tanto hace reír a los que gozan con ' La hora de José Mot' como a universitarios a quienes se les ha hecho de noche en Gracia sin más planes. También hay momentos en que no ríen ni unos ni otros, pero el cómico es lo suficientemente hábil como para dar un golpe de timón antes de que el buque se estrelle contra las rocas.

Todo este circo de leones y pulgas dirigido por un loco con turbante se mueve bajo una lógica surrealista, el juego, la anarquía, el desorden por encima de todo. En fin, un espectáculo de comedia que hace reír.

Por Maria Junyent

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening