Red Pontiac

Teatro
  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Red Pontiac
Red Pontiac

Maite y Loures, Míriam Iscla y Cristina Cervià, son dos madres talluditas. Superan los cuarenta y tienen hijos pequeños. Están sentadas en un banco de un parque y se ven casi todos los días. Maite es policía local y Lourdes, ama de casa. La una trata Arnau, el niño, a gritos. La otra se encarga del Armengol con suavidad (excesiva?). Una es excéntrica, fogosa. La otra es tímida, púdica. Pero son dos mujeres que intentan sobrevivir en el mundo de hoy con armas diferentes y que nos hacen pasar un muy buen rato.

Pere Riera ha construido una comedia con un punto de irreverencia muy saludable, un punto 'trash' que nos apetece mucho de escuchar cuando parece que la comedia catalana deba girar en torno a la tía y la abuela, el niño travieso, el obrero vago y el empresario cabrón. Riera, que construyó esta pieza en el I Torneo de Dramaturgia del Festival Temporada Alta, prueba que puede coger un género y desgarrarslo, estirarlo, darle la vuelta, desgarbalo, y ganar muchos puntos. Sí, no hay nada sagrado en un escenario. Ni siquiera la maternidad.

'Red Pontiac' es una gran comedia que está en buenísimas manos gracias a la interpretación de Iscla y Cervià. Otras actrices podrían haber tirado por otro lado la obra y fracasar. Porque no estamos ante una comedia que quiere hacer reír, sino ante una obra de teatro que nos muestra el callejón sin salida en el que se encuentran muchas personas. Maite quiere rebelarse, enviarlo todo a hacer puñetas. Y se pasa. Lourdes no tiene ovarios para cambiar su vida quieta y limitada. Además, no quiere hacerlo. Ninguno tiene razón. Y ambas tienen. Porque "este mundo ni gira redondo ni girará".

Por Andreu Gomila

LiveReviews|0
1 person listening