Sister Act, el musical divino

Teatro
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Sister Act, el musical divino

Primero el pecado: no tenemos aún artistas que dominen la triada del teatro musical (baile, canto e interpretación). Siempre cojea uno. También en 'Sister Act'. Luego la virtud: la versión española del popular musical es una producción de notable nivel, con una protagonista (Mireia Mambo Bokele) con la seductora alegría vital imprescindible para llenar la arrolladora Deloris van Cartier. Ella manda, pero atentos al micro-show que se monta el “padre” Fermí Reixach y a la panda de gangsters y sus dos números musicales, grandes homenajes al Philadelphia Sound, Barry White y los Bee Gees.

La partitura de Alan Menken es un guiño ligero a la música negra de los setenta, como hizo en 'La pequeña tienda de los horrores' con la década anterior. Puro y desacomplejado entretenimiento que culmina en un divertido espectáculo kitsch de la “iglesia del glam” y la “madonna del disco-ball”. Mejor que Lourdes.

Por Juan Carlos Olivares

Publicado