Tala

Teatro
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Tala

'Tala' ('Holzfällen'): título premonitorio. La propia novela de Thomas Bernhard fue
la primera en caer bajo el hacha de la justicia. El texto fue embargado ante la
demanda presentada por el músico Lampersberg. Se sentía vulnerado en su
honor por el crudo retrato que hacía el autor de un tal Auersberger. Cuando
estalló el escándalo, Bernhard concedió una entrevista que concluía así: “Qué
quiere que haga, siempre he estado solo y siempre lo estaré, punto, no hay
nada más que añadir”.

Reivindicación del (feroz) lobo solitario. Algunos consideran que toda su obra
es la monstruosa voz interior de un eremita social. Antonio Fernández Lera y
Gonzalo Cunill (que también asume el soliloquio en el escenario) han talado las
320 páginas de la novela para dejarlo en un despejado monólogo que mantiene
su obsesiva estructura circular, y su hiriente análisis crítico sobre la casta
cultural austriaca. En una fiesta “artística” –versión amarga de 'El guateque'–
el autor ajusta cuentas con tres décadas de camarilla cultural, con especial
dedicación a la representada por el odiado Burgtheater.

Un texto hermano de 'Tres dramolette' por su despiadada mirada sobre sus
compañeros de oficio que Juan Navarro ha adornado con acciones abstractas
que quizá hubieran puesto más que nervioso a Bernhard, poco amigo de
la metáfora. Recursos incorporados en paralelo que no interfieren en la
contundencia del discurso y en la implicación interpretativa de Cunill, algo
escorado hacia la actitud del poeta maldito.

LiveReviews|0
1 person listening