VIP

Teatro
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
VIP
© David Ruano
VIP

Ramon Fontserè es una bestia escénica. Ya puede hacer de Josep Pla, de Dalí, de perro o de niño consentido de ocho años, que su cuerpo se ajusta al personaje como si no hubiera nadie más que pudiera darle forma. Y este 'VIP' que ha escrito él mismo con Martina Cabanas es un delirio interpretativo, un festival de cómo se transforma el cuerpo. No cambia ni la voz. Sólo con los movimientos, los saltitos, la rapidez, las inflexiones, le basta para hacernos creer que estamos ante un chaval.

Queda claro que los Joglars se meten con los padres que consienten a unos pequeños monstruos que actúan como dictadores. Y queda claro que caricaturizan hasta el extremo. La línea argumental es muy simple, de la concepción del futuro déspota hasta su entronización. De tan sencillo parece para niños. Y lo único que hacen es ligar escenas, algunas de las cuales son de premio, como la de la merienda. Pero el conjunto es fino como el papel de fumar. Y sólo las interpretaciones afinadas de los actores, con Fontserè al frente, hacen que puedas aplaudir cuando la escena funde en negro.

Por Andreu Gomila

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening