Yo, Quevedo

0 Me encanta
Guárdalo

En una locura de versos de antes y de ahora, Moncho Borrajo es y no es Quevedo, depende del momento y de la persona que le visita o le atienda en el escenario, bien sea una enfermera, un monje o una cortesana teatrera. El público podrá gozar de la escatología más 'quevediana' y del ingenio de la improvisación al más puro estilo del Siglo de Oro español.

LiveReviews|0
1 person listening