• Blog
  • Ciudad
0 Me encanta
Guárdalo

Live Resort! Madrid: ¿es este el tipo de turismo que queremos atraer?

Live Resort! Madrid: ¿es este el tipo de turismo que queremos atraer?

Después de celebrar hace un par de años la cancelación definitiva del proyecto Eurovegas -un macro-complejo que el empresario Sheldon Adelson quería construir en Alcorcón exigiendo, entre otras cosas, saltarse la normativa sobre fumar en espacios públicos, rebajas fiscales en temas de impuestos y modificar el Estatuto de los Trabajadores- esta semana hemos conocido la posibilidad de que un nuevo complejo de ocio de 134 hectáreas se instale en Madrid en los próximos 18-24 meses.

El grupo estadounidense Cordish va a invertir entre 2.200 y 3.000 millones de euros en esos terrenos de Torres de la Alameda para construir el que podría ser el mayor centro de ocio de Europa, con 100.000 metros cuadrados de superficie comercial, 2.700 habitaciones en hoteles de 4 y 5 estrellas, 16 salas de cine, restaurantes de todo tipo de comida, un gran teatro, centros de convenciones, spas, gimnasios, piscinas… además de una zona de juego. Según las previsiones, creará más de 56.000 puestos de trabajo y podría atraer hasta 676.000 nuevos turistas a nuestra ciudad.

Eso sí, hay importantes diferencias entre Live Resort! Madrid y el proyecto de Adelson. De momento, el grupo americano no ha hecho ninguna petición ni exigencia de modificar ninguna ley para salir más beneficiado. Además, la financiación será totalmente privada -sin necesidad de subvenciones públicas-, Cordish ya cuenta con los terrenos en propiedad a diferencia de Eurovegas, y la zona de juego y casino será solo el 10% del total del complejo.

Vaya por delante que todo lo que conlleve creación de empleo en la ciudad nos parece una buena noticia (habrá que esperar a ver qué tipo de contratos y salarios se establecen), sin embargo, al igual que pasó con el frustrado proyecto de Eurovegas, no podemos evitar preguntarnos si este es tipo de turismo que queremos atraer a Madrid: hordas de visitantes que van a ir del aeropuerto al complejo y viceversa, gastando allí todo su dinero, y perdiéndose en su mayoría las bondades de la capital.

For any feedback or for more information email

Críticas y valoraciones

0 comments