Cincuenta sombras de Grey

Cine, Drama
  • 1 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Cincuenta sombras de Grey

Siempre he pensado que el boom de los libros de E.L. James era el fenómeno Corín Tellado de nuestros tiempos, tres volúmenes de novela rosa con alguna escena subida de tono para desinhibir los instintos sexuales de la clase púdica. Pero esto que han hecho es peor que una historia de Moccia, un artefacto descafeinado que dejará a quien quiera experiencias húmedas a los límites de la náusea. Todo el mundo sabe que la taquilla americana no pone en riesgo sus números, y ya podíamos imaginar que las mentes pensantes de este bodrio histórico se querrían escaquear del sello del 'no apto' para no perderse una cuota sensiblemente elevada de su público potencial: la del espectador adolescente. Primer error.

¿Por qué me da la impresión de que el discursito de 'Cincuenta sombras de Grey' quedó superado el año 76 cuando Nagisa Oshima rodó 'El imperio de los sentidos'? ¿Por qué me parece que el día en que Marlon Brando le untó el ano de mantequilla a Maria Schneider ya fue más transgresor que Sam Taylor-Johnson? Hace poco más de un año del estreno de 'Nymphomaniac' y todos recordamos el culo de Charlotte Gainsbourg hecho un mapa bajo los golpes de una fusta de montar. Se dejó la carne en el brasero por la causa. Y recordamos también que el señor Von Trier tuvo sus problemas con la censura, y que al montaje que llegó a salas le habían amputado casi una hora de metraje, contra la voluntad del director. No es necesario pasarse de la raya, no todo el mundo tiene el genio desmesurado del maestro danés. Pero esta estilización del BDSM adaptada para puritanos de la habitación roja de Grey me parece ofensiva.

El obispado puede estar tranquilo: no hay la menor intención de tantear las fronteras de la pornografía. Ni siquiera del erotismo. Es una historia de amor tontorrona y bidimensional con cuatro cachetes mal dados. Para más inri, se respira un discursito camuflado sobre la culpa que me tiene la mosca detrás de la oreja. Eso de que las preferencias sexuales de Grey sean fruto de una infancia traumática es de juzgado de guardia. Préguntenle a la comunidad practicante del 'bondage' y demás parientes. Viendo cómo reducen sus hábitos de catre a la categoría de enfermedad, estoy convencido de que más de uno se sentirá insultado. Si nos descuidamos, quizás nos dirán que la homosexualidad la cura un psiquiatra.

Publicado

Detalles del estreno

Duración 124 min.

Reparto y equipo

Director Sam Taylor-Johnson
Guionista Kelly Marcel
Reparto Jamie Dornan
Dakota Johnson
Marcia Gay Harden
LiveReviews|0
1 person listening