El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos

Cine, Fantasía
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos

"El capítulo definitivo". Así se refieren a la película los pósters que encontraréis por toda la ciudad. Mi obligación, como crítico, es sacaros del engaño: de definitivo, tiene muy poco. A Peter Jackson lo único que le interesa es perpetuar la fórmula: más batallas, más criaturas extrañas, más discursos grandilocuentes, más efectos abracadabrantes. Si hasta ahora 'El hobbit' os ha gustado, 'La batalla de los cinco ejércitos' para vosotros será una mina. Pero si esperáis alguna bonificación por haber aguantado tres entregas, un poco de sentimientos humanos, os quedaréis con las ganas.

Retomamos la trama en el punto exacto donde nos dejó 'La desolación de Smaug': el dragón está en pleno ataque de furia y Bilbo y sus amigos enanos miran cómo la bestia reptil se escurre entre las casas de la Ciudad del Lago. Un buen principio, apocalíptico, eléctrico, punzante. Pero después de que se desvanece el humo, la magia acaba. La trama comienza a perder los estribos, y poco a poco se convierte en un desfile de todos los personajes de la saga, que van reapareciendo de debajo de las piedras para cerrar los hilos argumentales.

Por suerte, el talento de Peter Jackson en las escenas masivas no ha desaparecido. La batalla de hora y pico con la que culmina el festín lo compensa todo. Por cierto, cuento más de cinco ejércitos, entre elfos, enanos, hombres, orcos, trols, goblins, águilas, murciélagos y unas dunas terrestres que son como gusanos de tierra. Una secuencia brillante. Y sí, la película pincha en muchos momentos. Pero teniendo en cuenta que esta es la última de las seis películas de Jackson sobre la Tierra Media, no se me ocurre clímax mejor.

Publicado

Detalles del estreno

Duración 144 min.

Reparto y equipo

LiveReviews|0
1 person listening