La nostra vita

Cine, Comedia
  • 2 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
La nostra vita

El jurado de Cannes del año 2010, presidido por Tim Burton, concedió 'ex aequo' el premio al mejor actor a Javier Bardem por 'Biutiful' y a Elio Germano por 'La nostra vita'. Fue poco menos que un premio temático, pues los dos personajes son las dos caras de una misma moneda, la de la Europa en caída libre: ahogados por las deudas, explotadores de inmigrantes ilegales, con un complejo de culpa mayor que la Sagrada Familia, pero, claro, con un corazón igual de modernista. Bonito, sí, pero igual de inacabado. Bardem, que debía luchar contra el lamentable realismo mágico de Iñárritu, salía de la afrenta con bastante dignidad. Germano, que tiene que hacernos olvidar un guión imposible, suda la camiseta imperio y está a la altura del galimatías mental de Luchetti.

Claudio (Germano) parece haberse escapado de una película de los Dardenne –quizás de 'La promesa'?–. El relato lo pone contra las cuerdas: por un lado tiene que enfrentarse a un terrible dilema moral –¿Debería denunciar que ha encontrado el cadáver del vigilante nocturno rumano de la obra en que trabaja, a riesgo de que todos los albañiles sin papeles se queden sin trabajo? ¿O debería chantajear a su jefe, presunto culpable de la muerte?–, y por otra, tiene que superar la pérdida de su mujer, la llegada de un tercer hijo y el deseo irrefrenable de ganar dinero a expuertas.

Para Luchetti, Claudio es un personaje simbólico. Y es un símbolo de tantas cosas, y tan contradictorias, que empacha: es la bandera repugnante de la burbuja inmobiliaria, pero a la vez es víctima de la Italia berlusconiana de la economía sumergida y la especulación mafiosa, es la avaricia pero también la justicia poética, es la xenofobia y el amigo invisible de los inmigrantes, es el padre ausente y el padre adoptivo. Las paradojas del personaje no ayudan a hacerlo más complejo, sino más incomprensible. Y Luchetti, que parece divertirse de lo lindo llevándolo a la desesperación más absoluta, resuelve cada conflicto que plantea en la escena siguiente, con prisa por terminar, acumulando 'deus ex machina' y dejando cabos sueltos sin que la sangre llegue al río. La sensación de acorralamiento que trama para poner al límite a su dudoso antihéroe nunca se preocupa de la inverosimilitud de la odisea.

Publicado

Detalles del estreno

Duración 98 min.

Reparto y equipo

Director Daniel Luchetti
Guionista Sandro Petraglia, Stefano Rulli, Daniel Luchetti
Reparto Elio Germano
Marius Ignat