Los miserables

Cine, Drama
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Los miserables

Billie August no tuvo valor de convertir a Uma Thurman en una Fantine tan extinguida y cadavérica como la de Victor Hugo, que sin incisivos, cabello ni virtud caía en fase terminal cuando un indeseable le metía nieve por por el escote. Tom Hooper ha sido más atrevido. Y Anne Hathaway –quizás porque ya tuvo ocasión de ser chica Vogue en 'El diablo viste de Prada'– se ha dejado estrujar sin resistencia. No se ha arrancado las palas, claro, pero ha permitido que le raparan las greñas y le dejaran una cuero lleno de costras y ha perdido peso hasta cuotas mórbidas. Así ha conseguido que entre los himnos de barricada y las letanías cómicas sea su solo, el 'I dreamed a dream', lo que se lleva el gato al agua.

Los hay que no tienen tanta fortuna. Como Russell Crowe. Él, que en los años 80 se hacía llamar Russ Le Roq y anunciaba a golpe de guitarra que quería ser Marlon Brando, se las ha tenido que ver haciendo un Javert tan predador y agresivo como lo pueda ser un gato de angora. Y aquí Hooper tiene mucha culpa. Desde que comenzó la promoción se ha llenado la boca presumiendo de haber convertido el musical de Boubil y Schönberg en un milagro neorrealista, como si hubiera hecho un 'Dancer in the dark' para el gran público. Y el caso es que, desde las filas de los convictos de la primera escena hasta los puentes suspendidos sobre el Sena, el pobre Russell no consigue librarse de un decorado digital que canta más que los telones pintados de la época del Technicolor.

Una de cal y otra de arena. Es cierto que Hooper ha subvertido la estética Minnelli, que el experimento 'singing live' ha sido un éxito, y que con el 'Master of the house' del dúo Baron Cohen-Bonham Carter revientas de risa. Y es cierto también que los conflictos de identidad de Jean Valjean son poco menos que tediosos. Que hay temas de leyenda, como el 'Lovely ladies' o el 'Do you hear the people sing?', y que la revuelta republicana del final parece Valencia por Fallas. Salvo el pequeño Gavroche, porque soy un sentimental. Pero lo que de verdad vale la pena son los cinco minutos de gloria de la Hathaway. Ella sí que es una miserable.

Publicado

Detalles del estreno

Duración 157 min.

Reparto y equipo

Director Tom Hooper
Reparto Hugh Jackman
Anne Hathaway
Russell Crowe
Amanda Seyfried
Helena Bonham Carter
Sacha Baron Cohen