Misión imposible: Nación secreta

Cine
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Misión imposible: Nación secreta

¿Ha habido nunca un héroe de acción con menos atractivo que Ethan Hunt? Después de cinco filmes de 'Misión imposible', sigue pareciendo una pizarra en blanco, un robot maldecido por la mueca vacía de Tom Cruise. En 'Misión imposible: Nación secreta' no aprendemos nada nuevo salvo que puede aguantar la respiración durante tres minutos y que se le da muy bien recordar cosas. Si coincidieran en una fiesta, incluso James Bond se escabulliría buscando una conversación mejor. Estamos ante una película desigual. En los pros está el maravilloso Sean Harris haciendo de psicópata con la voz del malo de 'Dangermouse' y un puñado de escenas de acción bien hechas y no demasiado exageradas. Pero en los contras hay un argumento que no engancha y un diálogo basto, la interpretación vacua de Cruise y Alec Baldwin entregando quizás a la frase más idiota oída nunca en una superproducción.

Publicado

Detalles del estreno

Duración 131 min.

Reparto y equipo

LiveReviews|0
1 person listening