Ninja Turtles: Fuera de las sombras

Cine, Acción y aventura
  • 1 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Ninja Turtles: Fuera de las sombras

Hace tiempo que Michael Bay reformuló los patrones del 'blockbuster', llevando al extremo lo que su productor preferido, Jerry Bruckheimer, había empezado a poner en práctica en los años de 'Top gun' y 'Días de trueno'. El desprecio por el relato en beneficio de un cine de barraca de feria lleno de ruido y de furia, mezclado con la forma promocional de un anuncio XL, sea para vender ajado merchandising o para anunciar a los Knicks neoyorquinos, animan esta secuela de las Tortugas ninja. Michelangelo, Donatello, Leonardo y Raphael vuelven de las alcantarillas para salvar al mundo del malvado que lo quería destruir, Shredder. Conclusión: le han cambiado el título, ahora más ominoso -'Ninja Turtles 2: Fuera de la sombra'-, pero es la misma película.

Hablamos de Michael Bay porque aquí el productor es la estrella, el auténtico 'show runner' de este despropósito. Y como experto del cine 'fast food', nos regala lo que mejor sabe hacer: coches estallando a toda velocidad, Megan Fox disfrazándose de colegiala en un santiamén, humor de bar de camioneros (la pareja cómica, sí, son un rinoceronte y un jabalí mutantes que se huelen los pedos), un agujero en la autopista del espacio-tiempo que parece comunicarnos con las secuencias más aparatosas de la saga 'Transformers' y una casual e involuntaria evocación de los escenarios del 11-S.

Hay un sorprendente punto de crisis existencial en dos de las Tortugas Ninja, que de repente se sienten tentadas de romper su familia disfuncional para acceder a la normalidad. Pero, como ya sabían los 'Freaks' de Tod Browning, un monstruo siempre será un monstruo, aunque observe América desde arriba de la antorcha de la Estatua de la Libertad. Vale más un monstruo patriota que mil humanos volando por los aires.

Publicado

Detalles del estreno

Duración 112 min.

Reparto y equipo