Tres recuerdos de mi juventud

Cine, Drama
  • 5 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Tres recuerdos de mi juventud

Paul recuerda su juventud, su primer y único amor, el de Esther, con quien tuvo una apasionada relación en los años 80, de adolescente

Sea dicho de entrada que '3 recuerdos de mi juventud' es la mayor alegría que nos ha dado la cartelera en mucho tiempo, como un vaso del limonada en un agosto toscano. A los que desconocen el cine de Desplechin, os recomiendo primero que recupereís una película que se titula 'Reyes y reina', de donde viene esa imagen fantasiosa de Mathieu Amalric fumando maría disfrazado de mosquetero. Tenía un epílogo antológico, que era a la vez homenaje al 'Barón rampante' de Calvino, la historia de un noble que trepaba a un árbol y decía que nunca más pondría los pies en el suelo. De cabo a rabo, una declaración de principios.

'3 recuerdos de mi juventud' es primero, la confesión de un hombre en una gendarmería, que explica que cuando era adolescente, en un viaje en Minsk con el instituto, regaló el pasaporte a un agente soviético, y ahora sabe que en algún lugar del mundo hay un individuo que ostenta su identidad. También es el trauma por el suicidio de una madre. I, por último, es la rémora de un primer amor, el de una chica con los labios como un tajo de sandía. Es ella quien al final de la función, al igual que Jean-Pierre Léaud al final de 'Los 400 golpes', clava los ojos a cámara y se queda crionitzada, como el retrato de la joven promesa en el camafeo que el soldado se lleva al surco de la trinchera.

Los recuerdos de la década de los 80, con su música y su vestuario, se precipitan en la memoria a peso ligero, como aquel aristócrata que saltaba de rama en rama, con medias caladas y sombrero de plumas, desde el solitario mundo de las hojas. Desplechin nos ha enseñado a entender sus películas en este doble rasero: es un territorio de cínicos que en el fondo son un poco payasos, es una fábula negra que de pronto se convierte en un amable retrato de inexperiencia. Aparte, hay una escena de amor ante un cuadro de Hubert Robert que me tiene con la sonrisa grapada en las mejillas desde hace días.

Publicado

Detalles del estreno

Duración 123 min.

Reparto y equipo

LiveReviews|0
1 person listening