Un otoño sin Berlín

Cine
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Un otoño sin Berlín

Siempre recordaremos esta película como la primera de Irene Escolar, la nieta pródiga la estirpe de los Gutiérrez Caba, y según he descubierto viéndola una actriz soberbia, prodigio de fotogenia, que aguanta el peso de 90 minutos de metraje desde el primer plano con una presencia enigmática que te tumba en la butaca. En cuanto a la trama, no tengo tanto que decir. Suenan ecos del Coronel Chabert de Balzac, ese hombre que volvía a casa cuando todo el mundo lo daba por muerto. Trata de una chica de veinte años y pico que aparece en su pueblo natal cuando ya nadie contaba con ella, e intenta reincrustarse en una vida que dejó atrás. El guión va un poco a la deriva, pero a pesar de sus deficiencias cuenta con una cámara que tiene el instinto animal de un cerdo en busca de trufas. Que sabe dónde buscar y encuentra. ¿El qué? Dos ojos empañados, brillantes bajo un moño mal recogido y la capucha de una parka hecha harapos. Ha nacido una estrella. De las de verdad.

Publicado

Detalles del estreno

Duración 98 min.

Reparto y equipo