3 Me encanta
Guárdalo

Las mejores croquetas de Madrid

Un recorrido por los bares y restaurantes que tienen dominada la receta de este tradicional plato que se reinventa cada día

Las de nuestras madres y abuelas son las mejores, eso ya lo sabemos, pero las croquetas se han convertido además en uno de los platos principales de muchos bares y restaurantes de Madrid. La receta tradicional ha dado paso a la innovación, cambiando la clásica bechamel con trocitos de jamón por pollo al curry, rabo de toro, boletus e incluso camarones. Tal es el resurgir de la croqueta que hay locales que la han convertido en la protagonista de su carta. Repasamos algunos de los mejores rincones madrileños donde disfrutar de las más originales, sabrosas y contundentes. ¿Crees que nos dejamos alguno? ¡Dínoslo en los comentarios!

La gastrocroquetería de Chema

Chema Soler hace tiempo que se llevó sus croquetas de la zona de La latina a Malasaña. Y por el camino su plato estrella ha ganado en creatividad y atrevimiento. Ahí está la croqueta de sepia en tinta gratinada. Hay propuestas fijas pero también habituales incorporaciones que miran de reojo la temporada. Y, sorpresa, también encontrarás croquetas entre los postres. Aún siendo uno de nuestros más reconocidos bocados su principal reclamo, sus fogones se abren a sabores más internacionales e incluso a propuestas como el arroz de domingo, que cambia semanalmente.

Leer más
Malasaña

La Croquetta

De la pasión por las croquetas, que es lo mismo que decir del amor, defendido a capa y espada, por la receta materna, nace este local, impulsado por un agradable matrimonio, cuya intención no es otra que dar de comer como si estuvieras en casa pero en una atmósfera contemporánea: mobiliario retro, con piezas artesanales, sin manteles, colorista… Hay versiones especiales (de cerveza guinness, de salmorejo cordobés para hacer patria, de chocolate y naranja para el postre…) y ejemplares más recurrentes.

Reservar ahora Leer más

La Ardosa

Un clásico a la hora del aperitivo y cuando cae la tarde. Mucha solera rezuman sus estanterías repletas de botellas de cerveza cubiertas de polvo. Las cañas son siempre dobles pero es fácil bajarlas con alguna ración de su atractiva carta. Su tortilla de patata hace honor a su fama, así como sus jugosísimas croquetas caseras. Si pasas por debajo de la barra encontrarás un pequeño saloncito.

Leer más
Malasaña

Casa Julio

Taberna castiza donde las haya, Casa Julio es famoso entre los amantes de su plato estrella: las croquetas. Desde las clásicas de jamón hasta sabores de lo más variopintos, como morcilla con membrillo; espinacas, pasas y gorgonzola o setas con puerro, en su carta encontraréis esta tradicional tapa para todos los gustos y apetitos, ya que podéis pedir media ración si no estáis muy hambrientos ese día. Es además uno de los mejores locales para tapear en Malasaña, con una carta de raciones sencilla pero todas gustosas y a buen precio. Atención a sus bravas muy, muy picantes.

Leer más
Malasaña

Melo’s

Este pequeño bar es un clásico. Famoso por sus zapatillas, enormes y de lacón y queso, sirven también grandes y riquísimas croquetas y raciones de lo más generosas. Un favorito del barrio de Lavapiés, siempre lleno hasta la bandera.

Leer más
Lavapiés

Casa Labra

Famoso por ser el lugar de nacimiento del Partido Socialista Español en 1879 este legendario bar con sus frontales de madera  merece la pena ser visitado no solo  por su historia sino también para probar su especialidad: las croquetas y tajadas de bacalao.

Leer más
Sol

El Quinto Vino

Solamente las croquetas son motivo de visita obligada. Pero todos los aperitivos y guisos que cuelgan de su pizarra resultan más que oportunos bien regados con las múltiples opciones por copas que ofrece su bodega. Cocina casera sin florituras, con fondo, sabor y buen producto. El sitio luce una decoración abigarrada, que denota su linaje, sus filias y a la que es fácil cogerle cariño. Por su barra y sus mesas pasa una clientela de lo más heterogénea pero todos acuden sabiendo que el lugar, anclado en un tiempo indeterminado, siempre cotiza alto.

Leer más
Nuevos Ministerios

Lambuzo

Este es segundo local de esta estimable casa, repleta de botellas de Antonio Barbadillo, color verdiblanco e hilo musical flamenco, que nos acerca la siempre atractiva gastronomía gaditana a la capital. Pescaíto frito, ortiguillas, carne mechá, albóndigas de chocos, queso artesano de la tierra… y que no falten las regañás ni los picos para acompañar cada bocado. Casi todo se ofrece en varios formatos: tapa, media ración o ración. Sus croquetas de gambas al ajillo, de tortillita de camarones y de salchichón ibérico con ajetes son famosas en todo Madrid.

Leer más
Chamberí

AskuaBarra

AskuaBarra. Entendamos aquí el apéndice barra como una manera de aligerar el retrato, más canónico, de la casa madre (más exactamente, casa padre: Askua), como un proyecto ajustado a los tiempos, más a pie de calle y cocina a la vista, menos formal, diáfano, quizás algo austero... No os perdáis sus croquetas de rabo de toro, pollo y curry. De sabor muy interesante, nada pesadas, cremosas y con un empanado casero inolvidable. No rallado sino triturado. Como si fuera panko japonés pero menos crujiente. Una delicia.

Leer más
Sol

Taberna Pedraza

Otra muesca en la rueda del tapeo por la muy recomendable zona del Retiro. Y ésta se postula como uno de los aterrizajes más prometedores. El minucioso viaje a la semilla, a los orígenes de los incontestables de nuestra gastronomía tabernaria por parte de dos ilusionados advenedizos, sobrados de pasión y ganas de trabajar, nos trae de vuelta una espectacular tortilla de patata de Betanzos, un pisto manchego que conquista, carnes sublimes y croquetas que hacen que nos hacen salivar solo con imaginárnoslas.

Leer más
Ibiza
Mostrar más
Si te ha gustado, ¡regístrate y recibe nuestras recomendaciones!

Críticas y valoraciones

1 comments
Raquel P
Raquel P

Incluyo las croquetas de jamón y las de pollo al curry de La Vega del Arte, en la calle Lope de Vega, 20.