2 Me encanta
Guárdalo

Madrid sin gluten

Una ruta por los restaurantes y cafeterías de la ciudad perfecta para celíacos y quienes hayan apartado el gluten de su dieta

En 'Emma y Julia' tienen pasta sin gluten

Salir a comer a un buen restaurante y no preocuparse por la composición de cada plato es cada vez más sencillo y evita grandes quebraderos de cabeza. Desde que los establecimientos están obligados a indicar los posibles alérgenos de cada receta, la vida es un poco más fácil para intolerantes a la lactosa, alérgicos a los frutos secos y también para los celíacos, entre otros.

Además, cada vez son más las personas que deciden, por iniciativa propia, dejar de incluir en su dieta cierto tipo de componentes, entre ellos el gluten. Y esto claro no ha pasado desapercibido para los restaurantes y cafés madrileños. De las tiendas y los elevados precios que se paga por los productos ‘gluten free’ hablaremos otro día, pero de momento os dejamos una selección de algunos de nuestros restaurantes preferidos donde están especializados en platos sin gluten o cuentan con una gran selección de ellos.

Da Nicola

Uno de los restaurantes italianos más famosos de Madrid. Cuenta con varios establecimientos repartidos por la ciudad, aunque quizá el más conocido es el de la Plaza de los Mostenses, junto a Gran Vía. No es el italiano más barato de la capital, pero sí uno de los mejores en cuanto a la elaboración de pasta fresca, además de incorporar semanalmente nuevas e interesantes propuestas en su carta. Otro de sus puntos fuertes es su amplio menú especial para celíacos con pasta, pizza y postres sin gluten.

Centro

New York Burger

Como bien indica su nombre, cruzar las puertas de estos locales es transportarte a Nueva York. Sus hamburguesas son clásicas, aunque también podrás probar el jamón serrano, las setas o el foie en alguna de ellas. Puedes elegir la guarnición a tu gusto así como el tamaño de la carne: hay de hasta 500 gr para los más hambrientos. Su carta incluye además ensaladas, sándwiches y carnes a la brasa. Un restaurante de referencia también para amantes de las hamburguesas sin gluten ya que cuentan con una carta especial revisada por la Asociación de Celíacos y Sensibles al Gluten de Madrid.

Tetuán

La Encomienda

Hojeamos la carta y todo nos atrae, todo nos apetece. Pero una persona tiene el estómago que tiene. Por suerte, nos echan un cable. Ya no les quedan pad thai ni sushi. La competencia es dura en todas las líneas (entrantes, principales y postres) y la carta se moverá con la temporada siguiendo su pirámide fundacional: vegano, ecológico, local. Las opciones son mayormente sin gluten y muchas, crudiveganas. El local es muy amplio. Lo han dividido en comedor y barra, ambos lo suficientemente espaciosos para estar todos cómodos (incluido tu perro).

Lavapiés

La Bola Taberna

Ubicado en una tranquila calle trasera, este clásico de Madrid es considerado por muchos como la casa del cocido madrileño. Aún regentado por la misma familia que lo fundó en el siglo XIX y cocinando de forma tradicional el cocido, que sólo se sirve a la hora de la comida, con carbón de encina en pucheros de barro individuales. Este impresionante pedigrí ha hecho algo de mella y el servicio, a veces, es algo arrogante. Pero hasta la cocina tradicional se ha adaptado a todo tipo de público y aquí también podéis pedir su rico cocido sin gluten tan sabroso como el clásico.

Austrias

Emma y Júlia

Justo  a mitad de la calle conocida por ser el epicentro del binomio turistas-tapeo en Madrid se encuentra este incongruente y muy popular comedor italiano. Una muy buena alternativa cuando lo que apetece es una gran ensalada y una pizza. Con un equipo muy agradable, un ambiente relajado y buena comida. La alcachofas rebozadas son magníficas y el tinto de la casa es bueno y barato. Recomendado reservar. Su carta sin gluten es una de las más completas que hemos visto en un italiano e incluye desde los clásicos penne arrabiata o spaghetti carbonara hasta pizzas, pan y cerveza para celíacos.

La Latina

Alfredo’s Barbacoa

Una hamburguesería mítica, decorada con una ingente parafernalia yanqui. Aquí ya servían hamburguesas a ritmo de música country tres décadas antes del boom gourmet por el fast food por excelencia. Carne de cebón para su plato estrella y bien de salsa barbacoa para sus costillas de cerdo, pollo y brochetas varias. Por supuesto, hay que dejar espacio para el brownie o la tarta de queso. Además, cuentan con una carta especial para celíacos y tienen pan para hamburguesas sin gluten.

Barrio de Salamanca

Sushiwakka

Con iluminación y líneas de escenario moderno, atractivo para la gente bien y cosmopolita del barrio, este restaurante, que se centra en comida asiática y nipona, también tiene en carta una hamburguesa o unos pimientos del piquillo rellenos de bacalao. Olvidadas estas incoherencias, es fácil y grato entregarse a sus makis y/o sashimis. Además, el restaurante ofrece una carta especial totalmente adaptada para personas celíacas o con sensibilidad al gluten, la cual ha sido aceptada por la Asociación De Celíacos de Madrid.

Reservar ahora
Tetuán

El Taller

Posiblemente sea el bar-restaurante favorito de muchos celíacos de Madrid. Porque aquí, además de salir de cañas y a tapear como en cualquier otro sitio, puedes probar todo lo que te apetezca sin gluten. Cervezas, hamburguesas, tapas, tostas, bocadillos, raciones… todo ‘gluten free’. El lugar perfecto para venir con amigos sin importar su intolerancia a este componente. ¡Y además todo está muy rico! También preparan comida para llevar y una paella y cocidos también sin gluten.

Barrio de la Concepción

El Huerto de Lucas. Cantina

Raw, gluten free, veggie y 100% orgánico son los conceptos centrales, ideológicos y gastronómicos, que presentan el último proyecto de Javier Muñoz-Calero, culo inquieto como pocos en el sector hostelero de la capital, aquí respaldado por buena parte de su familia. Este pequeño mercado, recién abierto en el barrio de Chueca, cuenta con una selección de puestos a la medida de su filosofía, una barra para tomarse una cerveza (eco si quieres) de una gran marca y la cantina, centro gravitatorio de todo el espacio. El comedor tiene en esos satélites a sus mejores proveedores.

Chueca

Barandales

Este restaurante, especializado en cocina zamorana y leonesa, está situado cerca del parque del Retiro. En su cómodo y moderno salón podrás probar platos tan ricos como como los huevos rotos con Botillo, los bombones de morcilla con puré y manzana o el exquisito rabo de toro. Disponen también de tienda gourmet y el ambiente es jovial y desenfadado. Además, cuentan con una carta para celiacos con una buena selección de platos (pulpo a la sanabresa, arroz meloso de setas con Foie, bacalao con espinacas y pasas, etc.) y cerveza sin gluten.

Reservar ahora
Mostrar más

Y si te apetece un dulce...

Celicioso

Esta ‘gluten free bakery’ se encuentra en pleno barrio de Chueca, en la transitada calle Hortaleza, y pronto se ha convertido en la pastelería más famosa entre los celíacos madrileños.

Chueca

Celikatessen

Para los celíacos e intolerantes a la lactosa, Celikatessen es el paraíso. Repostería elaborada artesanalmente con materias primas de primera calidad en un obrador 100% libre de lácteos y gluten.

Pacífico

Críticas y valoraciones

0 comments