Navaja

Restaurantes, Fusión Malasaña
  • 4 de 5 estrellas
1 Me encanta
Guárdalo
Navaja
1/2
Navaja
2/2

Qué gente más maja y qué difícil conseguir sitio. Conviene reservar con algo de tiempo si quieres mesa en el comedorcito del fondo, pero hay espacios libres donde hacerse un hueco si vas a primera hora. Estos meses se corre la voz cada vez más rápido entre los 'foodies', y las nuevas aperturas, cuando son notables, ocupan a diario todas sus sillas. Hablamos, por ejemplo, de un jueves cualquiera. Entre los clientes, gente trendy del barrio, algunos guiris afortunados, grupos (muy) jóvenes y Alejandro Amenábar.

Madera y paredes de aire industrial, cubertería y vajilla humilde, marcado acento gallego entre sus responsables y mucho bullicio (e hilo musical) en la sala. Merece aplauso el equilibrio que han logrado entre cierta sofisticación, un ambiente moderno y un profundo gusto por lo casero, lo rural. Sirva un ejemplo. La comida se cierra con un chupito de la casa. El gesto per se es, digamos, poco hípster pero aún es más sorprendente y más fiel a sus raíces que te dejen la pequeña frasca para que te sirvas a tu gusto un tentador licor café. Ese detalle ya casi ni se ve. Ojo, también preparan media de docena de cócteles para estirar la velada.

Desde la sencillez, lejos de tirabuzones estéticos, despliegan una oda a las cosas bien dispuestas en una carta menuda, asentada en un buen producto y bien regada de agradables caldos de la tierra. Nada suena impostado aquí donde nuestro atlántico más septentrional se viste con técnicas y sabores de latitudes orientales y sudamericanas. Quizás su propuesta gastronómica no destaque en originalidad pero resulta una admirable y animada puerta de entrada a la cocina fusión. Imprescindibles sus navajas nikkei, espléndido su tiradito con ají amarillo y un modélico y contundente estofado norteño (ración generosa), entre sus 'highlights'. Pero dejen hueco para el postre porque su Ton pay (wonton, crema de limón, espuma de pisco y coco…) está delicioso. Y ya si le dan una oportunidad a sus embutidos, saldrán cantando "Miña terra galega" o aquel verso suelto de Triángulo de amor bizarro: "...llevar navaja siempre es conveniente...".

 

Por Gorka Elorrieta

Publicado

Nombre del lugar Navaja
Contacto
Dirección Valverde, 42
Madrid
28004
Horas de apertura Ma. a do. 13 a 2h.
Transporte Tribunal (M: L1, L10)
LiveReviews|0
1 person listening