A Silent Voice

Cine, Animación
4 de 5 estrellas
A Silent Voice

Time Out dice

4 de 5 estrellas

Shoya quiere hacer las paces con Shoko, la niña a quien acosaba cuando eran pequeños.

Era una de las películas más esperadas en Japón en 2016. Lo demuestra el hecho de que en su estreno escalara directamente hasta la segunda posición en la taquilla, sólo superada por 'Your name'. Hay un sabor de triunfo poético en el hecho de ver las dos cintas en la cima, ya que tanto la obra maestra de Makoto Shinkai como el notable film de Naoko Yamada que nos llega ahora son exploraciones de la adolescencia, complejas e hipersensibles a la hora de tratar unas emociones que los personajes no saben como manejar.

Haciendo el esfuerzo titánico de condensar los siete volúmenes del manga homónimo de Yoshitoki Oima en poco más de dos horas de metraje, la directora y la guionista Reiko Yoshida se enfrentan con 'A silent voice' en la cuestión del 'bullying', colocándose en la arriesgada perspectiva del abusador: en la escuela primaria, Shoya agrede sistemáticamente a su nueva compañera de clase Shoko, que sufre una sordera total. Cinco años después, convertido en un adolescente marginado y depresivo, Shoya busca a Shoko para pedirle perdón.

El encuentro entre los dos jóvenes hará que su relación comience un nuevo capítulo, donde la onda expansiva del pasado afecta también a la familia y a las amistades nuevas y antiguas. Uno de los grandes aciertos de 'A silent voice' se encuentra aquí, en la manera de mostrar cómo, en los momentos de transición casi adulta, un lustro significa un océano de tiempo transformador. El otro es, sin duda, el talento para buscar soluciones expresivas al aislamiento físico y psicológico de los protagonistas a través de una animación que es luminosa y que está cuidada al detalle.

Por Gerard Casau

Publicado

Detalles

Detalles del estreno

Reparto y equipo

Director
Naoko Yamada

Los usuarios dicen

LiveReviews|0
1 person listening