Cincuenta sombras más oscuras

Cine, Drama
1 de 5 estrellas
Cincuenta sombras más oscuras

Christian Grey intenta convencer a Ana Steele de que vuelva a formar parte de su vida. Poco a poco recuperarán su confianza.

Lo que parecía imposible ha resultado ser verdad. La segunda parte de 'Cincuenta sombras de Grey' es aún peor que la primera. El mismo moralismo de efectos redentores, la misma manía de abordar las prácticas BDSM como una patología que se debería tratar en casa del psiquiatra, y otra vez aquella historia de amor sosa y descafeinada que parece una novela de Federico Moccia con cuatro guantazos mal dados en un culo que nunca llega a enrojecer. Pero esta, encima, es una triste exhibición de machismo que no tiene nada que ver con los juegos de sumisión.

Él es Christian Grey, un millonario que aprovecha cualquier ocasión para recordarnos que gana unos 25.000 dólares cada 15 minutos. Ella, Anastasia Steele, una mujer que se deja dominar por las órdenes de un hombre que siempre habla en imperativo. Y no sólo entre las sábanas. De hecho, hasta la hora de metraje lo más parecido a un utensilio de sexo extremo que aparece en pantalla es la hoja del cuchillo con el que cortan los pimientos para la cena. El contenido explícito vuelve a ser un artefacto adaptado para puritanos, incluida la escena de ducha en la que ni siquiera se quitan la ropa.

Y lo más irritante es ese constante tono evangelizador, encarnado por una chica que nunca levanta la voz, obedece como un perro y siempre está dispuesta a poner la otra mejilla. Su abnegación no tiene nada que ver con el amor, ni con el deseo, sino con la compasión. Cada vez que la cosa se pone tensa entre los dos personajes, aparece la historia del trauma infantil, la fotografía de una madre muerta y las marcas de las quemaduras de cigarrillo sobre el pecho. Entonces ella recoge velas, y vuelve a poner su cara de piedad al servicio del macho rico que hace y deshace a placer, sin que nadie lo cuestione. Más que una película, es una vergüenza.

Por Josep Lambies

Publicado

Detalles del estreno

Duración 115 min.

Reparto y equipo

Director James Foley
Guionista Niall Leonard
Reparto Dakota Johnson
Jamie Dornan
Kim Basinger
LiveReviews|0
1 person listening