En la vía láctea

Cine, Drama
2 de 5 estrellas
En la vía láctea

Una historiade amor surrealista durante la guerra de los Balcanes, en la que el reino animal tiene una presencia especial

Nueve años separan la última película de Emir Kusturica de este drama fantabélico en el que el director serbio vuelve al tema de la guerra de los Balcanes. El punto de partida de la historia fue el fragmento que dirigió en 2014 en el film colectivo 'Words with gods'. Más que el punto de partida, deberíamos hablar de punto final, ya que lo que nos cuenta 'En la vía láctea' es cómo llegó el monje protagonista del corto a convertirse en artífice de una obra de 'land art'.

Hay dos partes muy diferentes en este film desmesurado, desequilibrado, excesivo y sobre todo caótico. La primera es la más claramente kusturiquiana, con una abundancia de animales simbólicos, bandas de música atronadoras y folclore bélico. El lechero Kosta, papel que interpreta él mismo, circula por el paisaje como un inocente enamorado de dos mujeres. Esta parte termina con una terrible masacre de fuego y muerte de la que sólo se salvan Kosta y la mujer italiana que interpreta Monica Bellucci.

A partir de ahí, la película cambia de tono y durante una hora asistimos a una fuga de pesadilla surrealista que termina allí donde empezaba el corto. A pesar de su capacidad de crear imágenes poderosas en su belleza, Kusturica cae a menudo en el ridículo y sus excesos acaban produciendo un cierto cansancio en el espectador.

Por Nuria Vidal

Publicado

Detalles del estreno

Reparto y equipo