Niñato

Cine
4 de 5 estrellas
Niñato

Adrián Orr nos introduce en la vida de David, uno de sus amigos de infancia, padre de tres niños, que vive con su madre que todavía le lava los calzoncillos

Es muy temprano, es hora de ir a la escuela, pero tres niños se resisten a levantarse de la cama. David, el padre, intenta que se levanten de una vez, pero la espera se convierte en eterna, es la lucha del adulto para conseguir que los pequeños se preparen para la escuela. La escena es íntima, en la penumbra que hay al amanecer, en una habitación y en medio de una situación familiar. Es de una cotidianidad entrañable. La escena es de 'Niñato', una película en la que los actores son familia en la vida real. El director, Adrián Orr, ha ficcionado el relato de David, uno de sus amigos de infancia.

A David, su familia y amigos lo conocen como 'niñato', porque es un padre que, en algunos aspectos, sigue viviendo como si fuera un niño y porque tiene una voz dulce como la de un niño. Su trabajo es absolutamente precaria: se dedica a hacer música rap. Su madre todavía le lava la ropa. Y cría a sus hijos gracias a la ayuda de su madre y su hermana. Aquí es donde emerge el discurso político de una película que retrata una España en crisis desde la intimidad del núcleo de una familia que huye de las estructuras tradicionales.

La propuesta estética de 'Niñato' tampoco tiene gota de tradicional. Los niños, Oro, Luna y Mimi, destilan una naturalidad vitalista, enérgica, fruto de los años de trabajo de su director. Un director que engancha la cámara a sus personajes, que se encierra en el apartamento donde viven y que insiste en capturar la vida tal como es, con sus tiempos muertos, y con sus lagunas, ya que lo único que se le puede reprochar a 'Niñato' son los detalles que no acaban de quedar claros.

Por Violeta Kovacsics

Publicado

Detalles del estreno

Reparto y equipo

LiveReviews|0
1 person listening