Rambo: Last blood

Cine, Acción y aventura
1 de 5 estrellas
Rambo: Last blood

Time Out dice

1 de 5 estrellas

Rambo se ha convertido en un ranchero racista en este 'reboot' de la saga que tenéis que evitar ir a ver a toda costa

Esta historia no debería haber terminado así. Se podrá dar cuenta, tal vez, cuando vea la escena en la que nuestro héroe le arranca el corazón del pecho a un violador mexicano mientras todavía late. Sylvester Stallone, primero un veterano de Vietnam, luego un soldado independiente, siempre ha luchado en sus términos. El guión de la nueva película, en parte acreditado a Stallone, es un compendio de ideas racistas dignas de Trump que corta el aliento. Sólo le falta llevar una gorra de 'Make America great again'. Ahora en Rambo es un humilde ranchero de Arizona con una gran colección de armas y que en la batalla a luchar contra una horda de traficantes de drogas. También hay esclavistas sexuales, responsables de haber secuestrado a su sobrina. El director Adrian Grunberg se muestra torpe a la hora de filmar la violencia y el gore, y resuelve todos los momentos de matanza con un montaje frenético y excesivo. El cuidado con que Stallone abordó los reboots de 'Rocky' ( 'Creed' y 'Creed II'), aquí brilla por su ausencia. Es como si quisiera admitir que la serie 'Rambo' fue siempre una mierda.

Detalles

Detalles del estreno

Reparto y equipo

Director
Adrian Grunberg
Guionista
Sylvester Stallone, Matthew Cirulnick
Reparto
Sylvester Stallone
Paz Vega
Yvette Monreal

Los usuarios dicen

0 comments