11 Me encanta
Guárdalo

Qué ver en Madrid: 50 lugares que no te puedes perder

Museos, plazas, jardines, mercados... estos son los monumentos imprescindibles que tienes que visitar tanto si eres madrileño como turista

Es difícil hacer una lista con todos los monumentos (museos, parques, jardines, plazas, mercados...) que tiene una ciudad. Pero nos hemos envalentonado y hemos seleccionado nuestros 50 lugares imprescindibles, aquellos que, tanto si sois de Madrid como si venís unos días de turismo, deberíais visitar. Algunos están en esta lista por su encanto, otros tienen un enorme valor histórico y artístico, y otros no son muy conocidos pero merecen una visita. ¡Disfrutadlos todos!

Plaza Mayor
1/50

Plaza Mayor

En pleno corazón del casco viejo de Madrid se encuentra esta plaza, construida sobre la antigua Plaza del Arrabal, que albergaba el mercado más popular de la ciudad a finales del siglo XV. Fue Felipe II quien en 1580 encargó el proyecto de remodelación de la plaza a Juan de Herrera, aunque sería Juan Gómez de Mora quien concluiría el trabajo en el año 1619. El primer edificio que se construyó en la Plaza Mayor tal y como hoy la conocemos fue la Casa de la Panadería, obra de Diego Sillero, y se situó sobre la antigua lonja. En la actualidad es la sede del Centro de Turismo de Madrid. La estatua ecuestre de Felipe III del centro de la explanada fue diseñada por Giambologna y terminada por Pietro Tacca en 1616. Otra de las obras a destacar de la zona es el Arco de Cuchilleros, el acceso más famoso a la plaza de los nueve que hay. Es obra de Juan Villanueva, quien, tras el devastador incendio de 1790, decidió reducir en dos alturas las fachadas, cerrar la plaza y levantar los nueve arcos, siendo de que da paso a la calle Cuchilleros el más monumental por su construcción y su enorme escalinata.

Matadero Madrid
2/50

Matadero Madrid

Situado en el antiguo matadero municipal de la ciudad, este complejo de 48 edificios es ahora un espacio multifuncional dedicado al arte y la cultura contemporánea. A pesar de que algunos de esos edificios aún permanecen abandonados, el resto han sido rehabilitados y ahora sirven como sala de exposiciones y de teatro. Entre las naves más destacadas de Matadero Madrid se encuentran la de la Música, con estudios de grabación, salas de ensayo y hasta un pequeño escenario; la del Español, para las artes escénicas; la Casa del Lector, con la literatura como protagonista; la Central de Diseño, donde se organizan interesantes muestras y mercadillos; y la Cineteca, primera y única sala del país dedicada casi en exclusiva al cine de no ficción. En su gran plaza se organizan además conciertos y festivales. El espacio cuenta además con un par de cafeterías con terraza y una tienda de alquiler de bicicletas.

Museo del Prado
3/50

Museo del Prado

La atracción más conocida (y una de las más importantes de Madrid) se ubica en un gigantesco edificio de estilo neoclásico cuya construcción inició Juan de Villanueva por encargo del rey Carlos III en 1785. Originalmente planificado como museo de ciencias naturales, en el momento de su inauguración, en 1819, su fin había cambiado: el Museo del Prado nació como museo de arte público (y fue uno de los primero en el mundo) para enseñar la colección de arte real. José Bonaparte propuso la idea, que fue retomada por el rey Fernando VII (nieto de Carlos III), quien tuvo en cuenta las demandas de la Real Academia de Bellas Artes y los de su segunda esposa, María Isabel de Braganza, considerada la verdadera fundadora del museo. Durante los últimos años, el Prado ha sido objeto de un programa de expansión muy ambicioso. Por un lado, la remodelación del Casón del Buen Retiro, un edificio anexo enfrente del parque del Retiro. Por otro, la apertura de su ampliación en 2007, detrás del edificio principal, en el emplazamiento de los claustros de San Jerónimo, un edificio nuevo y controvertido en forma de cubo, diseñado por Rafael Moneo, dedicado a exposiciones temporales.

Gran Vía
4/50

Gran Vía

La principal arteria turística y comercial del centro de la capital comienza en la calle Alcalá y termina en la Plaza de España, con una longitud total de 1,3 kilómetros. A lo largo de sus más de cien años de historia, ha recibido diferentes nombres en función del gobierno de turno, desde Avenida de la Unión Soviética durante la II República hasta Avenida de José Antonio, en honor a Primo de Rivera, fundador de la Falange Española. Durante la Guerra Civil española se la llamaba popularmente Avenida de los obuses por los proyectiles que acababan en sus aceras y edificios. Fue en 1981, durante la Transición española cuando se quedó definitivamente con el de Gran Vía. La Gran Vía albergó los primeros grandes almacenes de la ciudad, los Madrid-París, y desde hace décadas se ha convertido en el principal lugar de encuentro para disfrutar del ocio de la ciudad.

Museo Reina Sofía
5/50

Museo Reina Sofía

He aquí una visita obligada, parte esencial del Triángulo del Arte de Madrid, junto con el Prado y el Thyssen-Bornemisza. Llegas al Reina Sofía y una de las cosas que más te gusta es su explanada: en ella, una impresionante fachada con tres torres de ascensores de vidrio y acero, diseñadas en colaboración con el arquitecto británico Ian Ritchie, te dice que sí, que lo que vas a ver es arte contemporáneo en todo su esplendor. Lo mismo ocurre si accedes por su parte trasera, la famosa ampliación del arquitecto francés Jean Nouvel. Son tres edificios, construidos principalmente con vidrio y acero, dispuestos alrededor de un patio y cubiertos por una gran estructura triangular de zinc y aluminio. La ampliación (que acoge principalmente exposiciones temporales) ha añadido casi 30.000 metros cuadrados al ya vasto espacio de arte del edificio principal.

Puerta del Sol
6/50

Puerta del Sol

El puro centro de Madrid y el kilómetro cero de todas las carreteras de España. En el siglo XVi, la Puerta del Sol era uno de los accesos de las afueras de la villa. Recibió este nombre por el sol que adornaba la puerta de entrada. Concebido como un paso ensanchado con un constante tránsito de personas, pronto se instalaron allí pequeños comerciantes que trataron de hacer negocio aprovechando el ir y venir de los madrileños. Son muchos los edificios que se construyeron y que o bien no han sobrevivido al paso del tiempo o ha sido derribados, como la Iglesia del Buen Suceso, el Convento de San Felipe el Real o el de Nuestra Señora de las Victorias. Actualmente, la construcción más importante de la zona es la Casa de Correos, sede del gobierno de la Comunidad de Madrid. La plaza acoge también uno de las estatuas más emblemáticas de la ciudad, el Oso y el Madroño, con 4 de metros de altura, 20 toneladas de peso y siempre rodeada de grupos de turistas.

Mercado de San Miguel
7/50

Mercado de San Miguel

Emplazado en la plaza de San Miguel con fachadas a la Plaza del Conde de Miranda y a la Cava de San Miguel, el Mercado de San Miguel es el único mercado en hierro que existe en Madrid. Tiene como referencia el mercado de La Boquería de Barcelona y cuenta con una oferta centrada en productos de gran calidad, alimentos de temporada, asesoramiento gastronómico y la posibilidad de probar aquello que va a formar parte de la cesta de la compra o comer de picoteo en un horario muy flexible. También realizan diferentes actividades relacionadas con el ocio y la cultura, con el propósito de revitalizar el casco antiguo de la capital. Por si esto fuera poco está considerado Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento. Una auténtica joya a dos pasos de la Plaza Mayor.

CaixaForum
8/50

CaixaForum

Es uno de los lugares con mayor personalidad de la capital. Destinado en la actualidad a actividades culturales y sociales de la Obra Social "la Caixa", el CaixaForum se suma a la oferta artístico-cultural que inunda el Paseo del Prado junto al Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, el Museo Thyssen-Bornemisza y el Museo del Prado. Sus paredes albergan desde exposiciones, talleres, conferencias, cursos y conciertos. Está ubicado en la antigua central eléctrica del Mediodía y destaca por su fachada, que es la original de uno de los escasos edificios industriales modernistas que se conservan en la ciudad, y por el precioso jardín vertical que preside la entrada.

Malasaña
9/50

Malasaña

Malasaña es el barrio más alternativo de la ciudad. Ubicado entre Conde Duque y Chueca, esta zona es un entramado de calles laberínticas, donde destacan algunas arterias fundamentales como la Calle Palma, la de Fuencarral, la Plaza Dos de Mayo, la Plaza de San Ildefonso, la Calle del Espíritu Santo y Pez. Aquí encontraréis comercios de segunda mano (reunidos principalmente en la calle Velarde) y de moda vintage, bares y discotecas como la Via Láctea o el Ochoymedio, cafeterías hipsters como La Bicicleta, tabernas míticas como La Ardosa, restaurantes de cocinas del mundo, tiendas de vinilos e instrumentos musicales y espacios de coworking para trabajadores liberales, entre mil y un establecimientos de diversa índole en los que descubrir lo más trendy de la ciudad.

Catedral de la Almudena
10/50

Catedral de la Almudena

La Almudena no es, ni mucho menos, la catedral más impresionante de España, y su existencia, de hecho, es una especie de milagro. Durante siglos, la Iglesia y el Estado no se pusieron de acuerdo sobre si Madrid debía tener una catedral, y una vez que lo hicieron, tardaron 110 años para completarla. En 1883 el Marqués de Cubas comenzó a trabajar en un diseño neogótico, pero este esquema fracasó y se completó sólo la cripta. Otro arquitecto, Fernando Chueca Goitia, se hizo cargo en 1944, e introdujo un estilo neoclásico. Finalmente, se terminó en 1993 para la visita del Papa. Se trata del edificio religioso más importante de la ciudad. De hecho, el día 15 de junio de 2003 fue consagrada por Juan Pablo II, convirtiéndose en la primera catedral consagrada fuera de Roma. Cuenta además con un pequeño museo que reúne decenas de objetos que narran la historia de la diócesis de Madrid.

Jardines de las Vistillas
11/50

Jardines de las Vistillas

Los Jardines de las Vistillas son el espacio verde más castizo de Madrid. Situados en el barrio de La Latina, junto al Viaducto de Segovia, sobre su ladera se celebran cada año las fiestas de San Isidro, patrón de Madrid. En su parte sur se encuentra el Parque de la Cornisa, que rodea la Real Basílica de San Francisco el Grande, y cuenta con amplias zonas ajardinadas. Las vistas desde lo alto de su ladera son muy recomendables.

Basílica de San Francisco el Grande
12/50

Basílica de San Francisco el Grande

Ha sido iglesia, hospital, polvorín, almacén de objetos religiosos, panteón nacional y museo mientras el convento era utilizado como cuartel y prisión militar. Es desde 1962, basílica y desde 1980 monumento nacional, y actualmente se exponen lienzos de Goya, Maella, Moreno Carbonero, Muñoz Degrain, Ferrant, González Velázquez… Por si esto fuera poco, tiene la cúpula más grande de España y la cuarta de Europa, tras la de la basílica de San Pedro y el panteón de Agripa, ambos en Roma, y Santa María del Fiore, en Florencia. Y su mirador cuenta con las excelentes vistas directas que le proporcionan el Parque de la Cornisa y la Dalieda de San Francisco, un pulmón de más de 10.000 metros cuadrados de zona verde junto a la Basílica.

El Retiro
13/50

El Retiro

Este parque de 118 hectáreas se remonta a la construcción del Monasterio de los Jerónimos (hoy solo sigue en pie la parroquia de San Jerónimo el Real y un claustro de estilo barroco) por parte de los Reyes Católicos. Junto a este complejo, establecerá Felipe II una zona de retiro y recogimiento religioso, de ahí su nombre. Pero no será hasta la llegada de Carlos III al trono cuando se permitirá a los madrileños acceder al recinto, ya vallado, siempre y cuando cumplieran unas normas de higiene y vestimenta. Actualmente, se trata de una de las zonas verdes más utilizadas por los ciudadanos para salir a correr, montar en barca, celebrar picnics o pasear a sus mascotas. Los monumentos que se conservan de siglos anteriores y que merecen la pena ser visitados son el monumento a Alfonso XII, el Casón del Buen Retiro y el Palacio de Cristal, construido en 1887 para la Exposición de las Islas Filipinas. Pero los jardines del Retiro esconden mucha más belleza, como su rosaleda, la Casa de Vacas y numerosas fuentes y estatuas, entre las que destaca sin duda la del Ángel Caído.

Círculo de Bellas Artes
14/50

Círculo de Bellas Artes

Es uno de los edificios más bonitos de la Gran Vía y de todo Madrid, y además uno de los centros culturales privados más importantes de Europa.  Aquí se desarrollan actividades que abarcan desde las artes plásticas hasta la literatura pasando por la ciencia, la filosofía, el cine o las artes escénicas. Una de las actividades con más larga tradición en la historia del Círculo de Bellas Artes es el Baile de Máscaras, que inició su andadura en febrero de 1881. Entre las virtudes de este carismático edificio destacan la Diosa Minerva que capitanea su maravillosa terraza, que además cuenta con servicio de restauración de la mano de Tartán Roof, su biblioteca y la cafetería de la planta baja. Un must.

Palacio de Cibeles
15/50

Palacio de Cibeles

El edificio histórico Palacio de Cibeles, antiguo Palacio de Telecomunicaciones y actual sede del Ayuntamiento de Madrid, es además la sede de este espacio multicultural. Desde proyecciones de películas hasta exposiciones de diferentes disciplinas artísticas, el recinto acoge todo tipo de actividades distribuidas en las áreas de cultura, ciudadanía y gestión creativa de espacios públicos. Muy famoso es también su mirador, desde el que contemplar el skyline de Madrid y la Plaza de Cibeles a vista de pájaro.

 Museo Thyssen-Bornemisza
16/50

Museo Thyssen-Bornemisza

Cuando el Museo Thyssen-Bornemisza abrió sus puertas en 1992, Madrid añadió el tercer vértice a su 'Triángulo del Arte'. La colección privada del fallecido barón Hans-Heinrich Thyssen-Bornemisza es considerada como una de las más importantes del mundo. Consta de 775 pinturas que fueron otorgadas a Madrid inicialmente en calidad de préstamo, y que el Estado español adquirió en 1993. La decisión del barón de vender se debió, sin duda, tanto a la influencia de su esposa, Carmen 'Tita' Cervera, ex Miss España, como a la oferta de albergar la colección en el entonces vacío Palacio de Villahermosa, un edificio de principios del siglo XIX magníficamente reconvertido por el arquitecto Rafael Moneo en el museo actual. Gracias a esa renovación (que creó un espacio con paredes de terracota, suelos de mármol rosa y claraboyas) es posible ver las obras con una iluminación casi perfecta. En 2004, el museo inauguró su nueva ala, donde se exhiben unas 200 pinturas y esculturas pertenecientes a la colección de Carmen Cervera.

Puerta de Alcalá
17/50

Puerta de Alcalá

A corta distancia de Cibeles, subiendo por la calle de Alcalá, se encuentra uno de los símbolos de la ciudad y uno de los monumentos más impresionantes construidos por mandato del rey Carlos III, una puerta neoclásica diseñada por su arquitecto favorito, el italiano Francesco Sabatini, para proporcionar una gran entrada a la ciudad. La Puerta de Alcalá fue construida entre 1769 y 1778, con granito y piedra de Colmenar. Si el tráfico durante el día no te deja disfrutar de ella tranquilamente, acércate por la noche: es seguramente más impresionante.

Filmoteca Española - Cine Doré
©Roberto de Baltasar
18/50

Filmoteca Española - Cine Doré

La Filmoteca o Cine Doré es el cine más antiguo y bonito de todo Madrid. Fue inaugurado en diciembre de 1912 y cuando se transformó en sala de reestreno, acabó recibiendo el popular apelativo de “palacio de las pipas”. Desde 1989 es la sala de exhibiciones de la Filmoteca Española, donde se llevan a cabo proyecciones muy interesantes que van más allá de lo ‘mainstream’. Su fachada y sala principal son preciosas y en su terraza, en verano, también se proyectan películas y ciclos de culto. En el vestíbulo del complejo hay una cafetería y una librería especializada en temas cinematográficos. Un cine con el encanto de los de antes.

Templo de Debod
19/50

Templo de Debod

En el Parque del Oeste, a la altura de la Plaza de España, darás un salto en el tiempo y en el espacio que te llevará hasta el mismísmo Egipto. Ahí te encontrarás con el Templo de Debod, una estructura egipcia de 2.200 años de antigüedad dedicada a los dioses Amón e Isis. Fue enviado, ladrillo a ladrillo, por el Gobierno egipcio en 1968 en agradecimiento por la ayuda de España en la preservación de la presa de Asuán. El interior también se puede visitar.

Museo del Jamón
20/50

Museo del Jamón

Vale. No es estrictamente un museo, pero seguramente se lleva tantas visitas de turistas y nacionales como el Thyssen o el Prado. El Museo del Jamón tiene varios establecimientos repartidos por la capital donde podrás comerte un buen bocata de jamón a buen precio (hasta hace nada rondaba los dos euros) y tomarte una caña bien tirada, a la vez que te fotografías debajo de todos esos jamones colgando tan tipical spanish y que tanto impactan a los foráneos. El primer local se fundó en 1978 enfrente del Museo del Prado, con esos jamones expuestos que luego pasaron a ser marca de la casa (ellos presumen de ser el “primer restaurante temático especializado”) y que le dan ciertamente aspecto de museo. Por cierto, no sólo hay bocadillos y embutidos: también se pueden tomar platos combinados, menús del día (a precios imbatibles), y platos de toda la vida, como un buen cocido madrileño o un conejo al ajillo.

Casa de Campo
©Edescas2
21/50

Casa de Campo

El parque público más grande del municipio de Madrid. Está anexo al Monte de El Pardo y tiene una extensión de casi 2.000 hectáreas (cinco veces más grande que el Central Park de Nueva York). La Casa de Campo fue propiedad histórica de la Corona Española y coto de caza de la realeza. En su interior se encuentran situadas diversas instalaciones, como el Parque de Atracciones, el Zoo-Aquarium, el Teleférico (que conecta la Casa de Campo con el Parque del Oeste), parte de los recintos feriales de IFEMA, la Venta del Batán y diferentes centros deportivos populares.

Mercado de San Ildefonso
22/50

Mercado de San Ildefonso

Este espacio de casi 700 metros cuadrado está ubicado donde antiguamente estaba el primer mercado tradicional de abastos de Madrid y se ha inspirado en los mercados de comida callejera de Londres, Nueva York o Bangkok. Su oferta es muy interesante y se basa principalmente en el producto manufacturado, algunos en estado puro, pero siempre listos para tomar en el establecimiento o mientras se sigue el rumbo por la calle Fuencarral. Además, han apostado por pequeños productores, alejándose del concepto franquicia. Aquí podréis degustar desde huevos de ‘gallinas felices’ preparados al momento, langostinos de una granja de Valladolid, los ibéricos de Arturo Sánchez, los quesos de Poncelet, marisco de temporada traído directamente del Percebeiro a precio de mercado, opciones vegetarianas by MyVeg, las conservas de Don Bocarte, los Ahumados Domínguez hasta hamburguesas de Gancho Directo… La decoración del Mercado de San Ildefonso también merece una mención especial. Los adoquines en sus suelos recuerdan a los de las vías peatonales, las paredes de ladrillo y su techo de vigas metálicas y tuberías vistas le dan un toque muy neoyorquino.

Chueca
23/50

Chueca

Chueca es sin duda el barrio más cosmopolita de Madrid y una de las zonas más caras de la ciudad, junto con los distritos de Salamanca, Chamartín, Chamberí, Retiro y Moncloa. En los años 90 se convirtió definitivamente en el barrio gay. De hecho, uno de sus mayores atractivos turísticos son las fiestas de celebración del Orgullo Gay, que tienen lugar anualmente a finales de junio o principios de julio. El barrio está en constante renovación y sus calles estrechas están repletas de bares, restaurantes, tiendas de moda y comercios de todo tipo. Asimismo, sus señoriales edificios contrastan con el ambiente multicultural y con su activa vida nocturna y diurna, ya que aquí siempre pasa algo y siempre hay algo que hacer. Además de sus castizas calles, destacan sus tres plazas mayores: la Plaza de Chueca, la Plaza del Rey y la Plaza de Vázquez Mella.

Teatro Real
24/50

Teatro Real

El Teatro Real es la casa de ópera más importante de España y uno de los más importantes de Europa. Está situado entre la Plaza de lsabel II –donde destaca el famoso Café de la Ópera, lugar mítico donde los haya para tomar el café y una rica tarta de zanahoria casera- y la Plaza de Oriente.  A lo largo de finales del XIX y principios de siglo XX, fue especialmente conocido por interpretaciones de óperas de Giuseppe Verdi y Wagner. Tiene una capacidad para casi 2.000 espectadores, y cuenta con 28 palcos en sus diferentes plantas, junto con 8 plateas y una Palco Real. En la actualidad se han representado funciones más transgresores y cosmopolitas como la ópera de Marina Abramovic, entre otras.

Estación fantasma de Chamberí
25/50

Estación fantasma de Chamberí

Esta emblemática estación ha pasado de ser fantasma a convertirse en museo del Metro de Madrid junto a la Nave de Motores de Pacífico. También es conocida como Andén 0 y lo cierto es que, tras ser abandonada durante décadas, fue el hogar de los sin techo, inspiró canciones y sirvió de plató para un par de películas. Ahora esta estación rehabilitada es casi un objeto de culto que visitan miles de turistas, sobre todo nacionales, desde que sus instalaciones volvieron a abrirse al público en 2008.

Palacio Real
26/50

Palacio Real

Edificado por encargo de Felipe V después de que el Alcázar se perdiera en un incendio en 1734, el Palacio Real se utiliza hoy en día muy poco por la Familia Real, por lo que muchas de sus 3.000 habitaciones se pueden visitar. Los arquitectos italianos Giambattista Sacchetti y Francesco Sabatini, principales responsables del diseño final, reflejaron en su construcción el gusto de los Borbones, con aportes del español Ventura Rodríguez. Filippo Juvarra, la primera elección de Felipe V, había planeado un palacio cuatro veces más grande, pero después de su muerte el proyecto pasó a ser menos ambicioso. Terminado en 1764, este palacio del Barroco tardío fue construido casi en su totalidad de granito y piedra blanca de Colmenar, y lo cierto es que, rodeado como está de majestuosos jardines, como los de Sabatini, contribuye en gran medida al esplendor de la ciudad.

Madrid Río
27/50

Madrid Río

Madrid Río es un espacio que ha revitalizado los aledaños de la ribera del Manzanares. Este enorme enclave lúdico y cultural tanto por los monumentos históricos e instalaciones de ocio y cultura que alberga, es un lugar excepcional para disfrutar del aire libre y de diferentes actividades culturales como exposiciones, festivales musicales, obras de teatro… Aquí también se encuentra la “playa de Madrid”, un servicio de alquiler de bicicletas, muchas zonas verdes para hacer un picnic y desconectar del asfalto abrasador de la ciudad y la explanada del Puente del Rey, donde la selección española de fútbol celebró su victoria en el Mundial de Fútbol de Sudáfrica en 2010.

Plaza de Oriente
28/50

Plaza de Oriente

Esta bonita plaza está ubicada en pleno centro histórico de Madrid y cuenta con diferentes jardines -los Jardines del Cabo Noval y los Jardines de Lepanto- y una excelente exposición de esculturas, como la colección escultórica de veinte reyes españoles realizada en piedra caliza y que fue creada para la decoración del Palacio Real, pero que finalmente fueron a parar a esta plaza. Está enmarcada por dos de los edificios más importantes de la ciudad: el Palacio Real y el Teatro Real. Un lugar ideal para tomar un café mientras una gran masa de turistas no cesan de hacer fotografías de este bonito paraje.

El Rastro
29/50

El Rastro

La Ribera de Curtidores se convierte todos los domingos en un hervidero de curiosos y turistas que acuden a este mercado de cerca de cinco siglos de antigüedad. Antigüedades, artesanía, ropa, bisutería, marroquinería... todo tiene cabida en los puestos callejos que comienzan a desplegarse desde las 7 de la mañana en el Rastro más famoso de Madrid. Una parada obligada en el mapa turístico de compras en Madrid en la que conviene permanecer atento a la cartera.

Chocolatería San Ginés
30/50

Chocolatería San Ginés

Esta chocolatería, fundada en 1894, es la más famosa de Madrid. Está ubicada en el pasadizo de San Ginés -de hecho, durante la Segunda República española, algunas personas la llamaban “la escondida” dada su localización- y ha sido referenciada en obras literarias como ‘La buñolería modernista’ (el histórico arco que la une con la iglesia en la que está situada aparece en los episodios nacionales de Benito Pérez Galdós)  y está premiada con los honores del Círculo de Lectores y del excelentísimo Ayuntamiento de Madrid como Centro Histórico Turístico. Su estética recuerda a los cafés de finales del siglo XIX. Posee dos plantas en las que hay castizas mesas de mármol blanco y un mostrador revestido de azulejería. Aunque el lugar es muy turístico, vale la pena hincarle el diente a sus magníficas porras y churos acompañados por su rico chocolate.

Parque de El Capricho
31/50

Parque de El Capricho

En el distrito de Barajas, hallarás un jardín que es una joya del Romanticismo, un monumento extraordinariamente conservado al gusto del siglo XVIII, el Capricho de la Alameda de Osuna. Dentro de sus 14 hectáreas te toparás con un río artificial, lagos, bosques, jardines, construcciones que simulan templos y sorprendentes rincones. Su construcción se inició en 1780 para los Duques de Osuna, la pareja más cultivada de la aristocracia de la época, promotores de las ideas de la Ilustración y mecenas de artistas. Su arquitecto principal fue Jean -Baptiste Mulot, un jardinero francés que había trabajado para María Antonieta, aunque gran parte de El Capricho es de estilo inglés.

La Latina
32/50

La Latina

La Latina es el barrio por excelencia de las cañas, las tapas, los mojitos y las terrazas, para incomodidad de algunos vecinos. Los fines de semana es casi imposible encontrar un hueco en sus abarrotados bares para comer o cenar, aunque los días laborables es un barrio común y corriente, con sus vecinos yendo a comprar al Mercado de la Cebada y los niños jugando en alguna de las numerosas plazas que hay en la zona. No te pierdas tampoco las bonitas iglesias y basílicas que se esconden en sus callejuelas.

Museo Sorolla
33/50

Museo Sorolla

Joaquín Sorolla fue un auténtico exponente del 'luminismo', la celebración de la luz. Aunque para muchos este mundo luminoso resulta poco seductor, casi como simples motivos de postales, Sorolla (famoso en vida por sus pinturas donde en sol lo llena todo, que incluyen retratos y escenas familiares en playas y en jardines) a menudo es considerado como un neoimpresionista y su museo bien merece una visita. Recientemente restaurado, su museo es pequeño y encantador, y está ubicado en la mansión construida por el artista en 1910 para pasar sus últimos años. Hoy cuenta con 250 obras que se exhiben en la planta principal, en sus antigua zona de estudio. El salón, el comedor y la sala de desayuno conservan su decoración original, dejando ver la ecléctica influencia decorativa del artista. El jardín, de inspiración musulmana pero con una pérgola de estilo italiano, es un tranquilo oasis de calma en medio del caos de la gran ciudad.

Café Gijón
34/50

Café Gijón

El mítico Café de Gijón es un símbolo de la ciudad y constituye algo más que un café tradicional. Fue fundado en 1888 por el emprendedor gijonés Don Gumersindo García. En su día el local estaba dividido en dos partes. En una de ellas se servía el café a los clientes que llegaban en carruajes hasta la puerta, y en la otra estaban las cocheras. Durante un tiempo, el Gijón fue considerado como el café más famoso de España y uno de los más prestigiosos del mundo, donde tenían lugar tertulias literarias y reuniones de intelectuales y artistas de la época del régimen de Franco y la Transición española.

Conde Duque
35/50

Conde Duque

Desde hace unos años este barrio se ha convertido junto a Malasaña, Alonso Martínez y Chueca en una de las áreas más emergentes en cuanto a restauración y oferta cultural, además de haberse transformado en la casa de muchos artistas como el colectivo BoaMistura o el maestro panadero Javier Marca (Panic).  El espacio cultural Conde Duque es el alma mater del barrio: un espacio multidisciplinar donde tienen lugar eventos de diversa índole como mercadillos de ropa vintage, cine al aire libre, exposiciones, conciertos, etc… También es una buena zona para comer -cuenta con una oferta muy variada y de gran calidad-, tomar algo –echad un vistazo a los diferentes opciones que ofrece la calle Palma- y hacer shopping en tiendas bonitas como Peseta.

Platea
36/50

Platea

Este gran centro del ocio gourmet tiene capacidad para 1.100 personas y cuenta seis estrellas Michelin entre su oferta gastronómica con las propuestas de Paco Roncero, Pepe Solla y Marcos Morán. Su oferta es fantástica ya que hay para todos los gustos. Destaca el restaurante de Ramón Freixa, Arriba, la cocina dulce de Mamá Framboise, el ultramarinos Gold Gourmet y una fórmula de coctelería diseñada por los barmans Diego Cabrera y Luca Anastasio. Casi a diario organizan eventos y hay actuaciones de todo tipo, que amenizan el espacio y sirven de diversión y entretenimiento a todos los asistentes. Un lugar que vale la pena descubrir por su espectacularidad e idiosincrasia sin parangón.

Real Jardín Botánico
37/50

Real Jardín Botánico

El Real Jardín Botánico contiene aproximadamente 5.000 diferentes especies de árboles y plantas de todo el mundo. Está en Paseo del Prado y es también un centro de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Alberga cuatro terrazas con plantas de América, Europa y el Pacífico, una colección de bonsáis y otra de plantas secas, que supone una de las herramientas fundamentales en la investigación botánica y son un testigo histórico de la diversidad natural. El Botánico es un auténtico vergel urbanita y un placer para los sentidos. Se recomienda visitarlo preferentemente en primavera.

Plaza de España
38/50

Plaza de España

Ubicada en el casco histórico, cuenta con una gran fuente en el centro dedicada a Miguel de Cervantes, que está presidida por una escultura de Don Quijote y Sancho Panza. Esta plaza hace de nexo de unión entre la Gran Vía y la calle Princesa y está rodeada por unos cuantos rascacielos como son la Torre de Madrid y el Edificio España, además de un exponente del modernismo madrileño: la Casa Gallardo y la sede de la Consejería de Cultura en el Edificio de la Compañía Asturiana de Minas. Está muy cerca del Templo de Debod y, al igual que éste, también tiene zonas de césped y de sombra para, entre otras cosas, hacer un pedido en el famoso restaurante chino que se encuentra en el subterráneo, donde está el metro, para luego disfrutarlo en algún rincón de esta urbanita plaza.

El Sobrino de Botín
©Roberto de Baltasar
39/50

El Sobrino de Botín

Este emblemático y castizo restaurante figura en el libro de los Récords Guinness como el restaurante en funcionamiento más antiguo del mundo desde 1725. Y también es reconocido como uno de los tres mejores restaurantes clásicos del mundo, según la revista Forbes. Ubicado en el Madrid de los Austrias, este restaurante (también conocido como Casa Botín) fue fundado por el cocinero francés Jean Botín, que llegó a Madrid con su esposa de origen asturiano con la intención de trabajar para algún noble de la Corte de los Austrias. Su decoración es clásica, cálida y acogedora, y tiene un servicio a la altura de su excepcional cocina de platos tradicionales, como el cochinillo y el cordero asado al horno, el solomillo con champiñones, el jamón ibérico de bellota, las almejas en salsa, las berenjenas en salmorejo o su famosa cazuela de pescados. Es imprescindible pedir un recorrido por el subsuelo porque es toda una experiencia.

La Casa Encendida
40/50

La Casa Encendida

La Casa Encendida –toma el nombre del libro homónimo del poeta Luis Rosales, a cuyos herederos tuvo que pedir permiso Caja Madrid para poder usarlo– es un Centro Social y Cultural de Fundación Obra Social y Monte de Piedad de Madrid. Aquí se dan cita desde las expresiones artísticas más vanguardistas hasta cursos y talleres sobre áreas como medio ambiente o solidaridad. En sus inicios este edificio, que está organizado en torno a un patio central, era una oficina bancaria conocida como El Monte y después como Casa de Empeños y en la actualidad alberga una biblioteca, una mediateca, una hemeroteca, un laboratorio de radio, fotográfico y multimedia y salas de exposiciones y para conciertos. Su fachada de estilo neomudéjar y su terraza, en la que también se realizan eventos y exposiciones, son otros de sus encantos.

Mercado San Antón
41/50

Mercado San Antón

Este mercado de abastos ubicado en el barrio de Chueca fue en el siglo XIX un mercado al aire libre de cajones de madera denominado San Antón -su nombre se debe por encontrarse junto a la parroquia del mismo nombre anexa a las Escuelas Pías-. En 2011 se inauguró el mercado tal y como lo conocemos hoy, con un edificio completamente renovado y una amplia oferta gastronómica compuesta por una zona de comercios gourmet especializados en aceites, panes, quesos, frutas, vinos, encurtidos, etc…, restaurantes en los que degustar auténticas delicatessen, un supermercado (planta baja), una sala de exposiciones y una terraza ideal para las noches de verano. Suelen organizar eventos cada mes relacionados con la gastronomía.

Chamberí
42/50

Chamberí

El nombre de este barrio proviene de la ciudad francesa de Chambéry, capital de Saboya. Su interés arquitectónico radica en la extraordinaria abundancia de edificios modernistas, neogóticos y neomudéjares. Chamberí es uno de las zonas más apetecibles para vivir, a pesar de que no está al alcance de todos los bolsillos. Como sucede en Malasaña o Chueca, este barrio tiene mucha vida gracias a sus restaurantes, tiendas y bares. De hecho, una de las más famosas desde hace un tiempo es la calle Ponzano, donde “hacer ponzaning” ya se ha convertido en un deporte. De ahí que no haya foodie que se precie que no haya recorrido este rincón gastronómico donde el Sr. Bonet es uno de los reyes gracias al éxito de sus restaurantes: Muta, Sala de Despiece y Academia del Despiece.

La Quinta de Los Molinos
43/50

La Quinta de Los Molinos

Este bonito parque, situado en el barrio de El Salvador de Ciudad Lineal, es un desconocido para muchos madrileños. Sus 21,5 hectáreas albergan una gran cantidad de especies, como olivos, pinos y eucaliptos, además de varias fuentes y un lago. Pero las verdaderas protagonistas son las flores blancas y rosadas de los almendros, que desprenden además un olor embriagador. Este jardín era propiedad del Conde de Torre Arias, pero en 1920 pasó formar parte del patrimonio de César Cort Botí, un ingeniero y arquitecto. Desde 1997 está considerado como Parque Histórico y los fines de semana se llena de familias con niños que juegan a la pelota, parejas de todas las edades y grupos de amigos que no paran de hacer fotos a los coloridos árboles con sus móviles.

Museo Lázaro Galdiano
44/50

Museo Lázaro Galdiano

He aquí un museo injustificadamente desconocido para muchos, que sin embargo alberga una colección fascinante y extraordinariamente ecléctica: se trata de 15.000 pinturas y objetos de arte, que abarcan 24 siglos de historia, acumulados durante más de 70 años por el financiero y bibliófilo José Lázaro Galdiano (1862-1947). Sus propiedades incluyen pinturas de Goya y El Bosco, así como una importante colección de obras de las escuelas holandesas e inglesas, y maravillosa orfebrería ornamental del Renacimiento. Sus actividades van desde visitas guiadas o talleres para niños (el de Goya ha sido muy exitoso), hasta conciertos y conferencias. La mansión de cuatro pisos y sus jardines bien merecen una visita por sí mismos.

Barrio de las Letras
45/50

Barrio de las Letras

Hogar de grandes escritores del Siglo de Oro de la literatura española como Cervantes y Quevedo, el Barrio de las Letras acoge además los museos más importantes de Madrid. La calle Huertas es su arteria principal y en ella se localizan bares de tapas y locales de fiesta donde los fines de semana se reúnen jóvenes treintañeros para tomar unas copas con los amigos. La Plaza de Santa Ana, con sus amplias terrazas, es otro de los grandes atractivos para turistas de la zona.

Paseo de la Castellana
46/50

Paseo de la Castellana

Es el eje que atraviesa la ciudad de norte a sur, junto con el Paseo del Prado y el de Recoletos. En sus alrededores se ubican los focos financieros de Madrid, exclusivas tiendas y hoteles e incluso el estadio más visitado de España, el Santiago Bernabéu, sede del Real Madrid. El Museo de Ciencias Naturales, la zona de Nuevos Ministerios, las Torres Kio y Plaza de Castilla con su enorme obelisco son solo algunos de los puntos de interés que alberga este interminable paseo. En el extremo norte se encuentran la Torre Bankia, la Torre PwC, la Torre Espacio y la Torre de Cristal, formando el conocido complejo económico de las Cuatro Torres.

Lavapiés
47/50

Lavapiés

Este barrio representa la fusión de razas y culturas que ha experimentado Madrid en los últimos años. Los restaurantes hindúes se intercalan con las típicas tabernas castizas madrileñas y los inmigrantes forman el tejido social sobre el que se sustenta Lavapiés. Son famosas también sus fiestas de San Lorenzo, que se celebran en el mes de agosto y atraen a muchos madrileños. Tapapiés, una ruta de tapas muy internacional, también se ha convertido en un evento imprescindible.

Estadio Santiago Bernabéu
48/50

Estadio Santiago Bernabéu

El Estadio Santiago Bernabéu es el buque insignia de los madridistas y recibe el nombre de su fundador. Todo un templo para sus seguidores, ya sean de Madrid, del resto de ciudades españolas o del mundo. Aquí cada día peregrinan miles de personas para contemplar el feudo blanco ubicado en una de las zonas neurálgicas de la ciudad. A través de su tour organizado podréis descubrir la historia del madridismo desde su origen hasta la actualidad. Otros estadios emblemáticos de la ciudad son el Vicente Calderón, que próximamente cambiará de ubicación (actualmente está en una de las orillas de Madrid Río) y el del Rayo, en Vallecas. Los tres merecen una visita, ya que muestran la historia de tres clubes de fútbol con solera.

Café Central
49/50

Café Central

Este bonito local con grandes ventanales a la Plaza del Ángel fue una de las mejores tiendas de Madrid de cristales, marcos, espejos y vidrieras del siglo pasado hasta que se convirtió en el templo del jazz madrileño. Aquí han actuado grandes arstas como como George Adams-Don Pullen Quartet, Tete Montoliu, Lou Bennett, Sam Rivers o Stephen Franckevich, entre otros. La acústica del local es inmejorable y la decoración del mismo remite indudablemente a los típicos cafés parisinos. De hecho, está considerado como uno de los mejores clubes de jazz europeos. Consultad su programación y disfrutad de un ‘Midnight in Madrid’ en toda regla.

Las Ventas
50/50

Las Ventas

Más de 22.000 espectadores pueden ver una corrida de toros en la plaza de toros más grande de España, finalizada en 1929. Como la mayoría de las plazas de principios del siglo XX, es de estilo neomudéjar, con detalles de baldosas de cerámica. En torno a ella hay un amplio espacio abierto para dar cabida a las multitudes y los puestos callejeros en días de feria, por lo que es fácil conseguir una buena panorámica desde el exterior. No es necesario ver un espectáculo taurino para poder conocerla por dentro, también hay conciertos y se puede visitar el Museo Taurino, con grabados de la tauromaquia de Goya, esculturas y retratos de toreros famosos, así como trajes de luces, incluyendo el traje de color rosa y oro que llevaba el legendario Manolete en la tarde de su muerte en 1947 (junto con la sangre del traje, se pueden ver equipos de transfusión que fueron utilizados en los intentos de salvarlo).

Si te ha gustado, ¡regístrate y recibe nuestras recomendaciones!

Críticas y valoraciones

2 comments
Pablo F
Pablo F

Hola,


os invitamos a realizar un tour gratis por Madrid en español. Podéis ver nuestros tours en www.freetourdemadrid.com


Saludos

PILAR F
PILAR F

PA RA PILAR ALVAREZ GOMEZ.