Viva la libertà

Cine, Comedia
  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Viva la libertà

Hace tres años, Nanni Moretti nos presentó un Papa que se confesaba cansado y que decidía desertar de su cargo. Ahora, Roberto Andè traslada al cine su novela ‘Il trono vuoto’ para explicarnos el caso de un líder socialista que, deprimido, se desvanece de la noche a la mañana. Si el filme de Moretti encontró una inesperada correspondencia con la realidad, ‘Viva la liberta!’ no se conforma con ser sólo un toque de atención sobre el derrumbamiento de un referente identitario de una Italia profundamente afectada por la crisis, y su onda expansiva se extiende hasta contemplar el penoso estado de las izquierdas europeas; entidades fatigadas e inútiles, inhábil a la hora de transmitir un mensaje fuerte al pueblo.

Pero el valor de la película de Andò no se encuentra tanto en el diagnóstico como en el satírico remedio que propone: suplantar el político por su hermano gemelo, que resulta ser un filósofo mentalmente inestable, que ha pasado una temporada interno en una clínica psiquiátrica. A través de la poderosa doble interpretación de Toni Servillo, veremos cómo el estadista se refugia en Francia en el recuerdo de una antigua amante (Valeria Bruni Tedeschi, que hace doblete en la cartelera con 'Un castillo en Italia'), y encuentra una inesperada realización en el mundo del cine, ayudando a construir un decorado, una puesta en escena que nunca consiguió levantar convincentemente como figura pública. Mientras tanto, su gemelo sacude los cimientos del partido, iniciando una enérgica revitalización impulsada por una retórica audaz, que le lleva a recitar un poema de Bertold Brecht para encender la mecha de un mitin político e inflamar los ánimos de los votantes.

Publicado

Detalles del estreno

Duración 94 min.

Reparto y equipo

LiveReviews|0
1 person listening