Beautiful boy

Cine, Drama
4 de 5 estrellas
Beautiful boy

Un soberbio Timothée Chalamet protagoniza la historia real de un adolescente adicto a la metanfetamina, en un abismo de autodestrucción

Con 23 años, después de haber hecho de Elio en 'Call me by your name' y de amante de Saoirse Ronan en 'Lady Bird', Timothée Chalamet nos enseña una nueva faceta, adentrándose en un territorio donde ningún otro actor de su generación no se atreve a pisar. Tiene ese aire de Marlon Brando, el gesto angelical de chico guapo que de pronto frunce el ceño, se violenta, enseña los dientes. Interpreta a un chaval modélico, con una carrera escolar brillante, que cae en una espiral de drogas: pastillas, metanfetamina... de todo.

Sutil, el actor se mueve en los silencios, donde se derrumba, miente y, a la vez, disimula. Lo vemos con la mandíbula desencajada, como un zombi en medio del campus, totalmente colocado. Lo vemos conduciendo bajo el sol de California, escuchando Neil Young en la radio del coche, sobrio, y podemos percibir su insatisfacción. Y lo vemos hablando con el padre, Steve Carell, distanciándose cada vez más.

La película funciona a la perfección. Quizás en algunos puntos es demasiado obvia en sus postulados, pero recrea muy bien el círculo vicioso de la adicción, con notas de orgullo y desconfianza, y con los consiguientes conflictos de identidad. El guion está basado en las memorias de David y Nic Sheff, padre e hijo, que Felix van Groeningen adapta con una rudeza que no hace concesiones sentimentales y que deja a los dos actores con las emociones al descubierto.

Por Joshua Rothkopf

Publicado

Detalles del estreno

Reparto y equipo

Director
Felix van Groeningen
Guionista
Felix van Groeningen, Luke Davies
Reparto
Timothée Chalamet
Steve Carell
Maura Tierney
LiveReviews|0
1 person listening