Gatos. Un viaje de vuelta a casa

Cine
2 de 5 estrellas
Gatos. Un viaje de vuelta a casa

Ninguna criatura mejor que los gatitos a la hora de cautivar a los humanos. Lástima que la historia acabe recurriendo a unos diálogos que no paran de darnos le

Nadie mejor que los japoneses para diseñar animales animados que hagan mimos. Y ninguna criatura mejor que los gatitos a la hora de cautivar a los humanos con sus gestos y sus manías. En 'Gatos. Un viaje de vuelta a casa', encontramos todo esto, de la mano de Rudolf, un felino doméstico que se pierde y, con la ayuda de unos gatos de la calle, intenta a la desesperada volver a casa, mientras el tiempo pasa y el paisaje cambia. Así, la aventura comienza cuando los cerezos están en flor, y atraviesa por una nevada en pleno invierno, señal del exilio largo que tiene que pasar el gato. Con estos detalles estéticos, y con el encanto propio del animal preferido de la era de YouTube, la película debería ser un éxito asegurado. Lástima, sin embargo, que en el intento de acercar a los gatitos al mundo de los humanos, la historia acabe recurriendo, en exceso, a unos diálogos que no paran de darnos lecciones.

Por Violeta Kovacsics

Publicado

Detalles del estreno

Reparto y equipo

LiveReviews|0
0 people listening