Global icon-chevron-right Estados Unidos icon-chevron-right Nueva York icon-chevron-right Dónde alojarse en Nueva York

Dónde alojarse en Nueva York

Si buscas alojamiento en Nueva York, estos son los barrios, hoteles y lugares de moda para quedarte durante tu visita

East Village, NY
Photograph: Courtesy CC/Flickr/John Weiss East Village, NY
Por Colaboradores de Time Out Nueva York |
Advertising

Prepárate para pasarlo fenomenal en tu visita a Nueva York. Desde los mejores hoteles de la Gran Manzana, hasta restaurantes fantásticos, bares imprescindibles y las tiendas que están de moda, destacamos lo mejor de los barrios en esta guía. Estos lugares son los más cercanos a la acción, ya sean locales para comer en East Village o galerías de arte en Chelsea. Si te sientes un poco más aventurero, dirígete a los barrios en las afueras de la ciudad, como Staten Island y el Bronx. No están tan concurridos como estas populares atracciones neoyorquinas, pero eso puede ser algo bueno.

NO TE LO PIERDAS: Los mejores hoteles de Nueva York

Dónde alojarse en Nueva York

1
Chelsea, NYC

Chelsea, Manhattan

El lado oeste de Chelsea es el principal distrito de arte contemporáneo de Nueva York y es hogar de espacios de alto perfil, como la Gagosian Gallery y la Gladstone Gallery. El desarrollo del parque High Line atrajo más visitantes a la zona, anteriormente desolada. Esta verde y elevada área ofrece excelentes vistas de la arquitectura circundante (una mezcla de edificios industriales y estructuras nuevas y relucientes) y pasa junto al antiguo muelle de carga de lo que solía ser la fábrica de Nabisco, que ahora alberga restaurantes y tiendas del Chelsea Market. También puedes encontrar bares, restaurantes y tiendas que valen la pena. Además, los aficionados a los mercadillos pueden encontrar de todo en esta extensa central de antigüedades y curiosidades.

COMER

Del Posto

Con ambiciones de cuatro estrellas y precios para igualarlas, el cavernoso restaurante de Mario Batali se ha convertido en nada menos que en el destino número uno de la ciudad para comer cocina italiana refinada y de lujo. El íntimo comedor, con serenatas nocturnas interpretadas en un piano de cola, se siente como el lobby de un hotel muy opulento y grandioso. Los platillos más llamativos, pensados para compartirse, incluyen trozos de cordero y ternera y un risotto para dos hecho a la perfección. La carta de vinos, totalmente italiana, es apropiadamente enciclopédica y exorbitantemente cara.

BEBER

Gallow Green

Por la tarde, la altura de este bar, con una terraza de ensueño y vegetación abundante, ofrece una majestuosa vista a los relucientes edificios del West Side y a un horizonte rayado de nubes. Pero mientras el sol desciende sobre el Hudson y la obscuridad avanza, ocurre algo más raro. Las luces de Navidad que rodean pequeños árboles y las vigas de encima, se encienden a la vida. El lugar es inevitablemente romántico, capturando la soltura y la frivolidad de una buena boda de verano, pero de una manera que nunca llega a empalagar (después de todo, el bar tomó su nombre de un campo escocés famoso en donde seis "brujas" del siglo XVII fueron colgadas y quemadas).

HAZ ESTO

Sleep No More

Para copiar y parafrasear inoportunamente una línea de MacBeth: Nuestros ojos son la burla de los otros sentidos, o valen más que todo el resto. Una multitud de vistas candentes rodea la mirada del espectador en la misteriosa y deslumbrante instalación teatral de Sleep No More. Tu sentido del espacio y de profundidad —de entrada comprometidos por el antifaz que los miembros de la audiencia deben portar— se hace más borroso mientras recorres más de 90 discretos espacios, que van desde una capilla de un claustro, hasta un vasto salón de baile.

ALOJAMIENTO

The Standard, High Line

Encaramado sobre el High Line, en pilares de hormigón, los cuartos súper modernos del Standard High Line cuentan con ventanas de pared a pared, lo que asegura un montón de luz y vistas maravillosas de la ciudad y del río Hudson (las ventanas también permiten a los desconocidos ver hacia adentro: ¡perfecto para exhibicionistas!). Con un gran diseño, el Standard es uno de los hoteles de moda de Nueva York, con mucha vida nocturna, tanto al interior como en las cercanías. Cena en el Standard Grill del hotel y bebe en el Biergarten al aire libre. Pórtate mal en Le Bain, la discoteca en la terraza del hotel, o disfruta un trago con las exclusivas vistas del Top of the Standard.

Si sólo haces una cosa...
Asegúrate de visitar las mejores galerías de arte de Chelsea. Metro Pictures, 303 Gallery y James Cohan Gallery son algunas de ellas.  

2
NYC East Village Food Tour
Photograph: Shutterstock

East Village, Manhattan

El East Village, el barrio de Nueva York ubicado al este de Bowery entre las calles Houston y 14th Street, se ha convertido en el lugar de moda para todo, desde restaurantes nuevos hasta tiendas de vinilos. Ya sea que vayas ahí durante el día para hacer un picnic en uno de los mejores parques de Nueva York (recomendamos Tompkins Square Park), ir de compras a sus tiendas únicas de ropa vintage o elegir uno de sus bares recién inaugurados para una primera cita, el East Village es muy fácil de llegar desde casi cualquier punto de Manhattan y Brooklyn (hasta que la línea L del metro cierra, claro).

COMER

Hearth

El East Village necesitaba un Hearth: un lugar lujoso pero relajado que no fuera simplemente otro rinconcito de comida étnica sorprendentemente buena. Alejándose de la tendencia de platos pequeños, la comida es abundante, rica y sabrosa. El cordero estadounidense asado y estofado con salchicha de cordero, calabaza y rebozuelos es una excelente versión del "lamb three ways", y el esturión asado con prosciutto, camote y salvia es un tratamiento novedoso a este lujoso pescado. Hay un pequeña chimenea en el restaurante, pero el verdadero calor proviene del personal, que hace todo lo posible por ayudarte a elegir el plato indicado, y está igualmente interesado en descubrir lo que pensaste después de probarlo.

BEBER

Death & Company

Los bartenders, elegantemente vestidos, son se toman las bebidas de este pseudospeakeasy de estilo gótico muy seriamente (no te dejes intimidar por la imponente puerta de madera). Paredes negras y sillones cómodos combinan con los candelabros para establecer un ambiente lujosamente sombrío. Los clientes que estén aburridos de los bares de chupitos y cervezas pueden probar cocteles inventivos, incluyendo el picante Fever Dream (pepino y mezcal infusionado con chile de árbol), así como comida de primera categoría, como pollo asado y bocados de fillet mignon sellado.

HAZ ESTO

UCB East

Esta rama del Upright Citizens Brigade Theatre, que reemplazó al viejo Two Boots Pioneer Theater, trae el mismo tipo de shows de comedia baratos, crudos y alborotados que caracterizan al teatro del West Side, aunque este espacio se enfoca más en sketches y monólogos que en improvisaciones.

ALOJAMIENTO

The Standard, East Village

Esta reproducción del icónico hotel del Meatpacking District, se caracteriza por ofrecer una buena cantidad de servicios originales, y mantiene una estética minimalista. Diseñado por el arquitecto Carlos Zapata, el edificio en sí mismo es difícil de pasar por alto, ya que se eleva 21 pisos, un agudo contraste con los edificios de altura baja que componen el East Village. Desde el jardín privado lleno de naturaleza, hasta Narcissa, el restaurante del chef John Fraser, reconocido con estrellas Michelin, el hotel es el lugar ideal para entretenerse. Ofrece vistas increíbles de Manhattan a través de unos ventanales que se extienden desde el suelo hasta el techo (obviamente, esto es aún más espectacular cuando reservas un cuarto en los niveles más altos del hotel). Si caminar todo el día no es suficiente ejercicio para ti, The Standard East Village ofrece un pase de cortesía al gimnasio cercano Crunch Bowery, así como a las bicicletas del Standard.

Si sólo haces una cosa...
Visita la barra de 12 asientos del chef David Cheng, Momofuku Ko, para una comida de varios tiempos.

Advertising
3
Williamsburg, Brooklyn
Photograph: Matthew Williams

Williamsburg, Brooklyn

Williamsburg es el epicentro de Brooklyn, como una marca de moda reconocida alrededor del mundo. El vecindario puede tener alquileres más caros que Gramercy y más multitudes que Soho, pero es popular por una razón: sus calles pintorescas están llenas de restaurantes, bares con terrazas y tiendas eclécticas. Bandadas de personas pasean junto al río para visitar los mercadillos y los bazares de comida gigantescos que se llevan a cabo durante el verano. Haz caso a este reclamo hipster.

COMER

Peter Luger

Mucho ha cambiado Williamsburg desde 1950, pero el incondicional restaurante de carne Luger permanece satisfactoriamente igual. El solomillo de res para dos (o tres... o cuatro) es la especialidad de la casa: madurado en seco por ellos y sazonado únicamente con sal y mantequilla clarificada. Sería un descuido no iniciar una comida aquí con el bacon: extra grueso, extra salado y legítimamente famoso por sí mismo.

BEBER

Ve a un show en Baby's All Right

Deambula más allá los increíbles restaurantes y bares en la bulliciosa avenida de Broadway, en Williamsburg, y te toparás con lo que bien puede ser uno de los mejores lugares para escuchar música en vivo en Nueva York: Baby's All Right. Con su animado programa de actos musicales de artistas locales emergentes y noches de DJ, siempre hay algo por lo cual emocionarse. Esta guarida cuenta con dos barras completamente abastecidas, suficientes asientos y el fondo del escenario está cubierto por foquitos multicolores que se iluminan al ritmo de la música. Es una vista deslumbrante. Y, ¿sabes?, la comida tampoco está mal.

HAZ ESTO

Brooklyn Charm

La historia de Tracie Howarth es un cuento de hadas hecho realidad sobre artesanías de Brooklyn. Después de convertirse en una de las 20 mejores vendedoras de Etsy y gestionar un cotizado puesto en el mercadillo Artists & Fleas de Williamsburg, abrió una tienda donde puedes escoger de entre una plétora de gemas exhibidas en una mesa gigantesca de madera rústica, que incluye medallones vintage de latón (7 dólares) y colgantes de diamantes de imitación Swarovski (3 dólares). Howarth también organiza clases para elaborar joyería, con conceptos básicos de ensamblaje y decoración con alambres.

ALOJAMIENTO

McCarren Hotel & Pool

A sólo unas manzanas del metro y los ferris, este hotel ofrece vistas abundantes del McCarren Park a través de una fachada de cristal. El interior del lobby emite unas vibraciones retro-cool casi al punto de ser 'mad-menesco', con colores brillantes y patrones atrevidos. Las habitaciones son más modernas, decoradas con maderas oscuras, y hacen un gran uso de los espacios más limitados. Abajo encontrarás un restaurante y bar francés llamado Oleander que ofrece servicio de habitaciones diariamente. Respira aire fresco arriba, en una de las terrazas favoritas de la escena de Nueva York, con una vista panorámica tanto del parque como del horizonte de rascacielos de Manhattan. Si eso no es suficiente, la terraza también tiene una de las piscinas climatizadas más grandes de Nueva York, abierta por temporadas. El alquiler de bicicletas, el Wi-Fi gratuito y el servicio de párquing de pago son otros de los servicios adicionales.

Si sólo haces una cosa...
Detente en Smorgasburg a comer los platos más ricos (y, de acuerdo, también los más de moda) de Nueva York.

4
Astoria Park
Photograph: Courtesy CC/Flickr/Costa Constantinides

Astoria, Queens

Hay un montón de cosas increíbles para hacer en este barrio de Queens. El vecindario está prosperando y aumentando su encanto con nuevos restaurantes asequibles y bares atractivos, así como boutiques independientes y tiendas de discos que hacen que ir de compras valga la pena. Súbete a la línea N/W del metro en dirección a Queens para descubrir joyas escondidas, como bares tipo speakeasy, así como uno de los mejores restaurantes griegos en todo Nueva York. 

COMER

Café Triskell

Philippe Fallait trae a Astoria los sabores de su Bretaña natal en este café de paredes azules y blancas. El diminuto espacio está especializado en crepes dulces y saladas. Prueba sus rellenos únicos, como tomate confitado con queso suizo y mantequilla de hierbas, y peras escalfadas con salsa de chocolate y almendras tostadas.

BEBER

Vesta Trattoria and Winebar

Algunos locales de Astoria consideran Vesta como lo mejor  que le ha pasado al barrio desde Elias Corner. Esta trattoria, perpetuamente llena, atrae comensales cada noche con su cocina rústica moderna, y particularmente por su pasta. No podemos decirle que no al cavatappi con coliflor picante y migas de pan, ni a la generosa lasaña de tres carnes.

HAZ ESTO

Museum of the Moving Image

A sólo 15 minutos del área central de Manhattan, el Museum of the Moving Image es una de las instituciones más dinámicas de la ciudad. Junto a los Kaufman Astoria Studios, el museo de tres pisos se caracteriza por un cine ultramoderno con 267 asientos y espacios de galería expandidos. Los fans de los Muppets deberían ver la nueva   exhibición permanente de Jim Henson.

ALOJAMIENTO

Paper Factory Hotel

Las personas interesadas en el diseño amarán los suelos de cemento estilo industrial y los muebles de madera recuperados que se utilizan en todo este hotel de 122 habitaciones dentro de una antigua fábrica de papel, como el nombre lo sugiere. La dirección es técnicamente en Long Island City, pero los límites de este vecindario y Astoria han comenzado a hacerse borrosos. No hay mucho que pase en las manzanas alrededor del hotel, pero dos avenidas al norte se encuentra el Museum of the Moving Image y los Kaufman Studios, además de los bares y restaurantes sobre Broadway y la 30th Avenue en Astoria. El centro de Manhattan está a sólo 20 minutos en metro. Las habitaciones son pequeñas, pero parecen más grandes gracias a los techos de 3,7 metros de altura y sus enormes ventanales. El lobby tiene mucho para presumir, desde su barra de café mañanero que sirve granos de Forty Five Roasters, hasta un jardín exterior para saborear cocteles nocturnos. Reserva una mesa en su restaurante, Mundo, el cual fusiona la cocina latinoamericana con la mediterránea.

Si sólo haces una cosa...
Haz una parada en Pão de Queijo, con comida brasileña para llevar. Es una joya escondida con sándwiches inventivos y zumos frescos.

Advertising
5
Washington Square Park
Photograph: Courtesy CC/Flickr/Guillaume David

Greenwich Village, Manhattan

Greenwich Village, el barrio de los artistas de Nueva York, es el mejor lugar para envolverse en aires bohemios. Tanto si te apetece devorar sushi o la comida italiana de los grandes restaurantes en Greenwich Village como si quieres caminar por el Washington Square Park (uno de los mejores parques de NYC) este es el lugar en donde estar. Localizado en el lado oeste de la parte sur de Manhattan, el Village también cuenta con algunos de los mejores clubs de comedia, Bleecker Street y NYU, y gracias a sus magníficos hoteles nunca tendrás que salir de aquí.

COMER

Shuko

Para entender cómo ha cambiado el sushi de Nueva York, sólo fíjate en la banda sonora. Las cuerdas relajantes y el jazz sereno de los brillante tempos de antaño han sido sustituidos por la actitud despreocupada de Jay Z y Notorious B.I.G., y estallan los decibelios, más apropiados para los bares de cerveza que en una barra de sushi. Las vibraciones cool se perciben en nuevos locales de pescado crudo como el New York Sushi Ko y el Sushi Nakazawa, pero nunca había sido tan descaradas como en Neta. Detrás de una barra minimalista de ébano, los chefs y rockstars culinarios Jimmy Lau y Nick Kim sirven atrevidamente un helado de mantequilla de maní y un risotto de erizo de mar junto con un resplandeciente mosaico de nigiri a la carta.

BEBER

Analogue

Analogue es un bar de cocteles artesanales y jazz localizado en la histórica calle de West 8th Street, en el corazón de Greenwich Village. Presume de una selección extensa de whisky y bourbon, junto con jarabes, tinturas, bitters y shrubs hechos en casa. Este bar defiende la filosofía de que las bebidas serias no deben tomarse tan seriamente, y deja atrás la pretensión a favor de la personalidad.

HAZ ESTO

Le Poisson Rouge

Situado en el sótano del antiguo Village Gate —un espacio legendario de conciertos que le dio bienvenida a todos, desde Miles Davis hasta Jimi Hendrix— Le Poisson Rouge abrió en 2008 por un grupo de jóvenes entusiastas de la música con conexiones tanto a los mundos de la música clásica, como del indie rock. Con un sistema de sonido de primer nivel y un escenario modular que se puede configurar para algunas presentaciones, el sonido de Le Poisson Rouge es increíble, no importa el género musical.

ALOJAMIENTO

Walker Hotel Greenwich Village

Aprovechando las raíces bohemias del barrio, el Walker Hotel Greenwich Village muestra una curaduría de diseño vintage y moderno. La estética del hotel se adapta a sus alrededores, con habitaciones estilo art déco adornadas con muebles hechos a la medida y baños cubiertos en mosaicos blancos y negros. El atractivo exterior de la propiedad exhibe ventanas con motivos de cobre y cristal antiguo restaurado. El suntuoso vestíbulo del hotel está decorado con piezas de artistas locales y una romántica chimenea, creando un ambiente antiguo apropiado para el barrio. Detalles modernos redondean la atmósfera, como estéreos Tivoli, Wi-Fi gratis y productos de baño de C.O. Bigelow.

Si sólo haces una cosa...
Camina sobre MacDougal Street y ve a morir de risa en Comedy Cellar.

6
midcentury buildings in NYC
Photograph: Shutterstock

Upper East Side, Manhattan

Hermosos apartamentos preguerra que pertenecen a socialités de sangre azul, elegantes restaurantes frecuentados por mujeres con botox, boutiques de lujo de diseñadores internacionales... Esta es la imagen cliché del Upper East Side, y ciertamente verás mucha evidencia de ello en las Fifth Avenue, Madison y Park. Recientemente, sin embargo, puñados de lugares cool de Manhattan central han migrado hacia el norte, como Earl’s Beer and Cheese, un enclave de comida y bebida en auge. Alentados por la apertura de Central Park a finales del siglo XIX, los neoyorkinos opulentos comenzaron a construir mansiones sobre Fifth Avenue. En el inicio del siglo XX, incluso los súper ricos habían aceptado la idea de renunciar a sus grandes casas por pisos más pequeños, siempre y cuando estuvieran cerca del parque, lo cual resultó en la construcción de muchos edificios de apartamentos nuevos y hoteles. Más adelante, gente de la clase trabajadora se estableció alrededor de Second y Third Avenue, siguiendo la construcción de la difunta línea de tren elevada del East Side, sin embargo, la opulencia permaneció como una de las características dominantes del barrio.

COMER 

Daniel

Aún en los peores momentos, una ciudad famosa a nivel mundial necesita restaurantes que ofrezcan una vía de escape, con mimos excesivos y comida lujosa, con un chef estrella que no sólo esté en el toldo, sino en la cocina y en el comedor también... Para resumir: un lugar como Daniel. Es uno de los restaurantes más exclusivos y clásicamente opulentos de la ciudad.

BEBER

Seamstress

Pasarás de largo la entrada de este lounge al menos una vez, puede que dos. Vuelve a revisar la dirección las veces que quieras: este es el lugar. Dentro de una pequeña tienda de cuero y accesorios con un par de tijeras doradas que decoran la ventana, el vendedor de la tienda-anfitrión te guía a través de unas cortinas de terciopelo hacia el interior de un cálido bar. Con dos barras que reparten cócteles estelares y el chef de Ducks Eatery, Will Horowitz, preparando comida de la misma calidad, esta guarida es un destino que merece la pena buscar. Literalmente.

HAZ ESTO

Barneys

Barneys tiene el prodigioso expediente de albergar las marcas más progresivas, conceptuales y difíciles de encontrar de la ciudad. Encontrarás Balenciaga y Commes des Garcons; Lanvin, Azzedine Alaia y Dries van Noten. La planta baja ofrece una excelente selección de accesorios, como relojes Hermes, bufandas Pucci y una tienda de equipaje de la compañía parisina Goyard, mientras que la sección de zapatos alberga casi todos los Manolo Blahnik disponibles (así como una selección de Miu Miu, Christian Louboutin y Lanvin).

ALOJAMIENTO

The Mark

Autoproclamado como el hotel más atrevidamente lujoso de Nueva York, The Mark parece saber justo cómo resumir las cosas a la perfección y, ¿quién somos para discutírselo? Quizás es la comida del servicio de habitaciones, dirigida por Jean-Georges, o tal vez son las despampanantes habitaciones y suites diseñadas por Jacques Grange... De cualquier modo, esta gema mágica del Upper East Side, cercana a Central Park, es un destino para recordar.

Si sólo haces una cosa...
Camina por el Museum Mile: desde 82nd Street hasta 105th Street, Fifth Avenue está llena de más de media docena de instituciones célebres, entre ellos el Metropolitan Museum of Art, el Solomon R. Guggenheim Museum y The Frick Collection.

Advertising
7
Greenpoint, Brooklyn
Photograph: Shutterstock

Greenpoint, Brooklyn

Greenpoint, Brooklyn –un barrio menos famoso de lo cool y emergente que es– es sólo accesible vía la línea G del metro (o el ferri), pero ciertamente vale la pena cruzar el río, ya que hace poco que en el vecindario han abierto nuevos restaurantes, bares que merecen su fama y salones de tatuajes laureados. No vamos a negar que Greenpoint es un destino que tanto foráneos como locales deben visitar, especialmente por propuestas como sus increíbles mercadillos, como el Brooklyn Night Bazaar. Lo mejor de todo: este territorio norteño de Brooklyn sigue manteniendo su encanto tradicional con sus edificios históricos, vistas al río y una amplia población polaca.

COMER

Paulie Gee’s

Paul Giannone, un amateur de la pizza convertido en profesional, produce pizzas verdaderamente originales en este restaurante rústico de Greenpoint. Las mejores pizzas aquí son obras maestras de técnicas mixtas con cortezas magníficamente ennegrecidas y burbujas tan suaves como una almohada. El Honey Jones, un especial de la casa que consta de miel de un apicultor de Brooklyn, queso gorgonzola y mozzarella, cerezas y prosciutto, combina hermosamente lo dulce y lo salado. El Rooftop Pie tiene col rizada cosechada en Brooklyn, maravillosamente cocinada sobre mozzarella y salchicha. Pide un asiento al fondo para tener vista sobre el increíble horno: hecho por encargo, con una cúpula cubierta de mosaicos que alcanza los 1.000 grados Fahrenheit.

BEBER

Luksus

Cuando el chef trotamundos Daniel Burns se unió con el cervecero danés Jeppe Jarnit-Bjergsø, parecía que otro imperioso restaurante con menú degustación estaba en desarrollo. Con estas dos figuras de vanguardia, todo indicaba un poco de arrogancia: el restaurante del dúo, Luksus, estaría escondido detrás de Tørst, el bar que Jarnit-Bjergsø tiene en Greenpoint, y sólo se ofrecería cerveza esotérica, ni siquiera una botella de vino para los reacios a la espuma. Pero estas  señales resultaron engañosas: Burns es un anfitrión afable que, detrás de la barra, explica su proceso con una voz suave de profesor a quienes preguntan, y su equipo de servicio apacigua cualquier esnobismo cervecero, con descripciones nada pretenciosas las cervezas.

HAZ ESTO

McCarren Park

El parque compartido entre Greenpoint y Williamsburg no sólo es un campo de juegos masivo para que los competitivos habitantes del norte de Brooklyn se socialicen en ligas de kickball. Este centro de actividades comunales al aire libre tiene mucho más que ofrecer. Durante los meses cálidos, te puedes refrescar en la gran piscina del McCarren Park, en las noches puedes ver bajo las estrellas películas clásicas de los 90 en el cine al aire libre, y puedes visitar un increíble mercado lleno de carnes, frutos de temporada y productos horneados.

ALOJAMIENTO

Franklin Guesthouse

Este lugar industrial-chic localizado en el rápidamente hipsterizado barrio de Greenpoint es acogedor y cool, con habitaciones estilo apartamento para que puedas vivir como un local. Hay un sauna y un gimnasio para quemar todas las hamburguesas de ramen y los helados artesanales que devores en Smorgasburg, así como un amplio espacio para guardar las gangas que encuentres en Brooklyn Flea.

Si sólo haces una cosa...
Pasea en Dobbin Street para encontrar de todo, desde compras vintage hasta una nueva serie de fiestas en Good Roof.

8
Warm Up at MoMa PS1
Photograph: Filip Wolak

Long Island City, Queens

Este barriode Queens en constante evolución parece ir cambiando de manzana en manzana: una caminata corta te lleva de un desolado paisaje industrial de principios del siglo XX hasta el ambiente gentrificado de la 'calle principal' Vernon Avenue y una riviera urbana creada por los relucientes rascacielos que se observan desde el Gantry Plaza State Park, al borde del río. Las vistas panorámicas de Manhattan, así como el transporte accesible hacia el centro de Manhattan, el abundante espacio en almacenes y los precios bajos de alquiler, han atraído tanto a artistas como a ejecutivos por más de una década, pero los encantos para los foráneos han aumentado constantemente, con atracciones como el centro cultural MoMA PS1, donde las fiestas Warm Up se llevan a cabo cada verano; el teatro Chocolate Factory, ganador del premio Obie; y el Oracle Club, un salón para escritores y artistas.

COMER

Bel Aire Diner

Localizado a corta distancia del Socrates Sculpture Park, el Bel Aire gana puntos extras por los garbanzos y remolacha de cortesía que puedes comer mientras esperas tu pedido. El equipo del restaurante parece haberlo visto todo y no pondrán caras raras cuando menciones tus alergias de comida.

BEBER

Dutch Kills

A estas alturas, la fórmula del pionero de bares Sasha Petraske es bastante reconocible: 'bartenders' elegantes, bebidas precisas, y pocas señalizaciones (si hay alguna). Lo que diferencia a Dutch Kills del resto de bares es el espacio: un lugar cómodo para disfrutar de cócteles como el Garibaldi, hecho con una base de whisky de centeno, jugo de limón, Campari y uvas blancas. El Infante retoma el clásico maridaje de tequila y limón, y lo aligera con un orgeat (agua de rosas con jarabe de almendras) hecho en casa. Además, si vas entre semana podrás escapar de la muchedumbre de Nueva York.

HAZ ESTO

Just Things

Hipsters y drag queens se emocionarán por la selección de esta tienda de segunda mano dirigida por las hermanas Ann Caporusso and Tishie Dooling (quienes heredaron el espacio de su madre). Admira el escaparate, que cambia semanalmente con los nuevos hallazgos de Caporusso, o da un vistazo al interior para encontrar artículos para el hogar estilo abuelo-chic. Luego, aventúrate a la parte de atrás, donde hallarás una gran cantidad de bolsos vintage metálicos y brillantes, abrigos de piel y otros atuendos extravagantes.

ALOJAMIENTO

Boro Hotel

Lo más cercano a una experiencia de lujo entre los hoteles de Queens es este establecimiento de 108 habitaciones en Long Island City, a dos paradas de Manhattan en las líneas N o W del metro. Diseñado por la firma Grzywinski + Pons (que también están detrás del Hotel on Rivington, en el Lower East Side), las habitaciones minimalistas y suites comienzan a partir de los 18,6 metros cuadrados y presumen de ropa de cama Frette, muebles de Hay Studio y Tom Dixon, azulejos de cemento en el baño y productos Apivita. Las opciones del Manhattan View Balcony son sobresalientes por sus patios privados. También nos encanta la librería del lobby, con libros curados por Strand Books, de Union Square.

Si sólo haces una cosa...
El LIC Market sirve desayunos y comidas y vende salsas hechas en casa, mermeladas y pepinillos en una pequeña área comercial. 

Más ideas para planificar un viaje perfecto a Nueva York

Maritime Hotel
Photograph: Courtesy Annie Schlechter
Hoteles

Los 10 mejores hoteles de Nueva York

Tanto si estás visitando la ciudad como si quieres unas vacaciones de lujo entre los rascacielos más icónicos del mundo, estos son los hoteles que sobresalen cuando se trata de hospitalidad y servicios hoteleros. En esta lista os recomendamos los mejores alojamientos de la ciudad, y, atención, que también hay opciones para los presupuestos más ajustados.

Advertising