Janis

Cine, Documental
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Janis

Después de que Oliver Stone filmara la muerte de Jim Morrison, de que nos mostrara aquel cadáver con los brazos colgando fuera de la bañera de un hotel de París, Janis Joplin había quedado como el mito rezagado de los 60, la única con quien el cine todavía tenía una cuenta pendiente. 'Little girl blue' es el primer documental con cara y ojos que nos llega sobre aquella chica de Austin que un día, cerca de Salinas y en un coche en marcha, se despidió de un tal Bobby McGee. Sobre la cabeza un pelucón, como una gorra rusa, con plumas y cintas y todo lo que se le pudiera atar. Y bajando por el puente de la nariz unas gafas redondas y anchas que resbalaban abajo.

De muy joven se dedicaba a hacer noche por los bares de Texas cantando hillbilly a cambio de cerveza gratis, imitando a las divas negras del blues. Como Odetta, como Bessie Smith. Ahora cuando vas por San Francisco descubres su fantasma en todas las tiendas de discos de Ashbury Road mirándote fijamente a los ojos. Pienso en Patti Smith flirteando con los retratos de Rimbaud, el primer rebelde adolescente de la historia, el estandarte de los 'beatnicks' y el postpunk, icono inspirador de toda la recua de músicos muertos a los 27 años. Y me digo que con nuestros fantasmas siempre tendremos una deuda significativa.

Es la niña que le pedía a Dios que le comprara una tele en color. En 'Little girl blue', Amy Berg rescata su historia, hurgando en cajas de cartón, leyendo su correspondencia, los gritos de auxilio y los cantos de libertad. Lo más bonito de la película es, justamente, la parte del relato epistolar, con la propia caligrafía, hablando de los viajes por Luisiana y del apartamento que compartió con Peter Le Blanc en North Beach, un piso sin muebles donde él se pasaba el día haciendo rebotar una pelota contra la pared vacía y donde ella se chutaba para olvidar los demonios que la perseguían. No obviaré que el documental tiene una cadencia un poco amarilla, que no nos ahorra un colofón excesivo sobre el consumo de droga, pero ahora me vuelve aquella voz desgarrada, tan cálida, sobre la malla del micrófono. 'Maybe, maybe, maybe'.

Publicado

Detalles del estreno

Duración 103 min.

Reparto y equipo

Director Amy Berg
LiveReviews|0
NaN people listening